El peligro castrista magnificado

•diciembre 13, 2017 • Dejar un comentario

Raulin agachado

El tiempo es huella indeleble e importante en cualquier perspectiva. Si bien es cierto que Cuba continúa siendo un país gobernado por un grupo incapaz de convivir con la oposición golpeando las diferencias, que se presenta como una guía de trasnochados que pasan los 70 años, y que constituye un Estado criminal, alentador de la ruptura de la democracia y la legalidad; también es una gran verdad que sin Fidel Castro a la cabeza y con la muerte en goteo de los líderes históricos, la isla pierde seducción y tendencia, y hoy carece de esa fuerza que le permitía mantener pujanza en ciertos sectores de América Latina.

El vacío que dejó la mayor de las Antillas, lo van llenando poco a poco los mandatarios de Rusia y China respectivamente, Vladimir Putin y Xi Jinping. Ambos mantienen una línea bastante agresiva de diplomacia comercial, basada en la creciente importación de materias primas, ofertas de préstamos y acuerdos de inversión en infraestructura, energía y telecomunicaciones. Lo que sí debe preocuparle a EEUU de Cuba con mayúscula y asterisco es en materia de seguridad global.

El régimen de Maduro puede sobrevivir sin La Habana. Venezuela es el principal destino de las inversiones chinas en América Latina y el segundo socio comercial de Rusia en la región.

Debemos entender que, aún con la difusa visión romántica que tenemos de la historia, la Rusia actual no es la Unión Soviética de ayer. Moscú anuló al “titán antillano” cuando anunció la construcción de un centro internacional de entrenamiento en Nicaragua para suministrar formación regional en la lucha antidrogas. Razonable, ese país centroamericano tiene más para ofrecer que La Habana. Y así lo dejó saber, en marzo del 2016, el viceministro nicaragüense de Relaciones Exteriores, Luis Molina, cuando aseguró en el foro de Montevideo que su país quiere ofrecerle tierra a los rusos. “De 4.9 millones de hectáreas disponibles en el país, solo un millón está siendo trabajada, el resto espera por los rusos…”

Tampoco podemos decir que la actual Pekín es la China de Mao. El gigante asiático se ha convertido en la primera potencia económica mundial tomando en cuenta su producto interno bruto, además de la presencia e influencia geo económica y geo estratégica en todos los rincones del planeta. Sin embargo, la isla caribeña no parece prioridad para el dragón dorado. Las exportaciones chinas a Cuba se desplomaron en 2017, con una caída del 29,8 frente al mismo período del pasado año.

El comercio de China y Bolivia es notable considerando el volumen de la economía y el mercado boliviano. Las inversiones chinas en esa nación superan los 3.000 millones de dólares en actividades mineras, construcción de infraestructura y carreteras. En estos momentos, tiene en propósito participar en el mega proyecto que plantea construir una vía para unir los Océanos Pacífico y Atlántico.

Sin alejar nuestra mirada de una isla donde se violan constantemente los derechos y libertades de todos sus ciudadanos, deberíamos aceptar que hoy el peligro regional no está ubicado en Cuba sino en esta alianza ruso-china que se perfila como nuevo poderío mundial con política explícita, y abarca desde la geo influencia en nuestro hemisferio, desdolarizar el mundo, hasta extender el uso de la divisa encriptada. Ojo con eso.

Quizás sea un poco tarde pero quiero recordar un viejo refrán que a menudo repetía mi abuela cuando yo estaba a punto de cometer un error: “La mejor manera de obstaculizar un problema, es frenarlo antes que lo sea”.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN El peligro castrista magnificado

 

Anuncios

Gobierno cubano desmantela negocios de hijo de exministro del Interior

•diciembre 6, 2017 • Dejar un comentario

Jose

José Raúl Colomé, hijo del exministro del Interior Abelardo (Furry) Colomé Ibarra, y Osmani Cisneros, hijo del fallecido dirigente Ángel Cisneros, ambos con sobrada experiencia en gastronomía y exitosos como negociantes privados, se encuentran involucrados en un proceso penal que parece carecer de lógica.

Varios establecimientos de su propiedad han sido cerrados por las autoridades, y el muy concurrido restaurante Starbien, ubicado en Calle 29 # 205 entre B y C, en el Vedado, ya fue confiscado y entregado como hogar para niños sin amparo filial.

“Aún cuando el tribunal no se ha pronunciado en contra, a los dos cuentapropistas se les aplicó una medida cautelar sin justificación alguna”, informó a Martí Noticias un especialista en derecho laboral que trabaja para el departamento legal de la Organización Nacional de Administración Tributaria (ONAT).

Como parte de la guerra gubernamental contra el cuentapropismo, otro de los restaurantes que administraban Colomé y Cisneros, El Chachachá, situado en Monserrate entre Tejadillo y Chacón, justo detrás del Museo de la Revolución, también fue clausurado.

Según explica el letrado, el restaurante Starbien brindaba un servicio exquisito a precios asequibles y logró mantenerse entre los primeros en la lista de la preferencia de clientes nacionales y turistas internacionales por fusionar servicio e innovación culinaria.

En poco tiempo pasó de tímido restaurante de moda a un grupo empresarial privado con liderazgo emprendedor que compró partes de otros restaurantes, ofreció talleres sobre el uso de redes sociales, financió proyectos de nuevos emprendedores, fomentó obras de carácter social en su entorno y se desmarcó de muchos al adoptar una estrategia agresiva, como es el aprovechar oportunidades para expandir el comercio dentro y fuera de la isla.

El Ministerio de Finanzas y Precios, el de Trabajo y Seguridad Social, y la ONAT, regulan las obligaciones de los emprendedores cubanos, pero en ninguna de sus muchas ordenanzas queda claro cuáles son los derechos, y qué defensa o amparo tienen los cuentapropistas con aspiraciones de multiplicar negocio.

Es comprensible la curiosidad que despierta este caso, porque involucra a uno de los hijos del otrora poderoso General Colomé Ibarra.

Las versiones que recorren la calle les imputan a Colomé y Cisneros delitos como lavado de dinero, tráfico de drogas, de influencias y otras, pero el expediente de la causa no consigue evidenciar ningún acto de corrupción, ni alteración de las normas establecidas para el sector privado, según reportes obtenidos por Martí Noticias.

“El proceso que las autoridades intentan seguir contra estos dos emprendedores no tiene lógica legal. Parece un ajuste de cuentas ordenado por alguien que quiere y puede hacer uso a su antojo de la ley, las instituciones y el ordenamiento jurídico-normativo nacional”, dijo la fuente.

La nueva estrategia del gobierno -según la fuente- es girar el fusil del francotirador estatal hacia otro de los sectores de la iniciativa privada, como el de las cooperativas no agropecuarias de construcción y/o producción.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN Gobierno cubano desmantela negocios de hijo de exministro del Interior

Raúl Castro hará lo posible por conservar su inmunidad

•noviembre 30, 2017 • Dejar un comentario

Raul y nieto

El mundo ha dado muchas vueltas desde que el 24 de febrero de 2013 el propio general Raúl Castro anunció oficialmente que se retiraría al terminar el segundo mandato, en el año 2018. Pero hace unos días leí un artículo en la prensa donde un experimentado analista explica, en su particular criterio, sobre la posibilidad de que el “Excelentísimo” General en Jefe, no cumpla su palabra y retrase la entrega del trono.

Tanta claridad encandila. Las personas muy inteligentes suelen cometer el error de elaborar teorías tan encumbradas, que terminan levitando, y al perder el contacto con el suelo pueden confundir, por las manchas, a un perro Dálmata con una vaca Holstein.

Es un soberano dislate asociar el concepto de realpolitik con esa extraña habilidad que tienen los gobernantes cubanos para mantenerse en el poder.

Es incuestionable que el mapa político mundial del 2013 a la fecha ha sufrido algunos cambios. El precio actual del petróleo dinamita la capacidad política de Venezuela, el mega proyecto del Mariel tiembla constantemente por falta de inversionistas, y la retórica del presidente Donald Trump contra Castro ha puesto a nivel de riesgo el panorama de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Pero nada puede frenar o detener los 670 km/h con que nuestro planeta gira sobre su eje, ni los 30 km/s con que se traslada alrededor del Sol.

La especulación es el condimento principal para los analistas políticos; pero el tiempo es indetenible. Entiendo que nuestra isla es uno de los países que tiene una de las poblaciones más envejecidas del mundo, y que esta realidad no solamente agotó la poca sustentabilidad financiera del sistema cubano de pensiones, también afectó la visión de muchos estudiosos que se empeñan en hacer desaparecer el concepto de “tercera edad” y quizás no avistan que Raúl Castro es un anciano de 86 años que, por desgracia para él, tampoco tiene la salud del legendario Superman.

Por supuesto que se va. Solo hay que releer la prensa para recordar que entre los acuerdos del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba, (abril 2016), se estableció ajustar a dos períodos consecutivos de 5 años el desempeño de los “cargos políticos y estatales fundamentales” (entiéndase Comité Central, Secretariado y Buró Político), establecer 60 años como límite para miembro del Comité Central, y hasta 70 para desempeñar cargos de dirección en el partido.

En esa misma fecha, Raúl Castro, con maña y algo de chiste, dijo desde su tribuna “el que esté por ahí y tenga 70 años, sabe que no ingresará al Comité Central en el próximo Congreso”. Entonces, en el 2018, no solo se irá Raúl, también comprarán boleto por razones de senectud el vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, José Ramón Machado Ventura (que tiene 87 años), el comandante de la revolución, Ramiro Valdés Menéndez (85), el general de cuerpo de ejército, Leopoldo “Polo” Cintra Frías (76), el también general de cuerpo de ejército, Álvaro López Miera (74) y casi toda la parte geriátrica de la nomenclatura actual.

Paradójicamente, este final tan poco épico que veremos de la era castrista no podría ser más esperanzador. Y si el general se queda al frente del partido [comunista] como algunos profetizan, si es que llega, no será “para defender a la isla del regreso del fantasma de la Guerra Fría” sino por la sencilla razón de mantener la inmunidad. Al salir de la presidencia perderá poco a poco su influencia sobre el mando porque los dirigentes viejos, los que fundieron su lealtad en las luchas de la Sierra Maestra, estarán muertos; los intermedios, los que se formaron en las guerras que Cuba sostuvo en Nicaragua, Etiopía y/o Angola, están al jubilarse; y el resto, los del trapicheo, crecieron y se educaron compitiendo en el mercado de influencias, y a ninguno se le ocurrirá, ni de broma, entorpecer el presente provechoso para aferrarse a un pasado que carece de futuro.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN Raúl Castro hará lo posible por conservar su inmunidad

 

Nuevas locomotoras en Cuba: ¿Inversión, derroche o corrupción?

•noviembre 28, 2017 • Dejar un comentario

Trenes

Las primeras siete locomotoras rusas del tipo TGM 8 llegaron la pasada semana a Cuba como parte de un cuestionable proyecto de desarrollo ferroviario que incluye otras 28 para el 2018.

Los principales medios oficiales cubanos desde el diario Granma al sitio Cubadebate y el ruso Sputnik informaron del arribo al Puerto del Mariel de las primeras siete de 15 locomotoras de un lote que se completará este año. Cada locomotora tiene un precio de $1.7millones de dólares.

Pero la adquisición de estos equipos ha resultado una verdadera interrogante para especialistas del transporte ferroviario de las propias esferas gubernamentales.

Cuba es un país con 8,193 kilómetros de vía férrea y la compra gubernamental se ha concretado en un período relativamente breve, a pesar del elevado costo de la inversión.

“Alguien está ganando dinero pero en las altas esferas el despilfarro no es delito, y el transporte, a la vista de todos parece un problema que no mereceré parar en gastos”, aseguró desde La Habana una fuente vinculada al Ministerio de Economía y Planificación (MEP).

En el 2006, las autoridades cubanas autorizaron el inicio de un programa nacional, supervisado por el Ministerio del Transporte (MITRANS) y el MEP, para recuperar y desarrollar el sistema ferroviario nacional.

El proceso quedó estructurado en fases:

1.-Recuperación y sostenimiento de las vías.

2.-Recuperación y modernización de locomotoras y vagón es de cargas.

3.-Modernización de los talleres ferroviarios.

Inversiones necesarias para recuperar el transporte de pasajeros.

En un obvio incumplimiento del orden establecido, el 14 de enero de ese año, el gobierno importó las primeras locomotoras de la marca china DF7G-C.

Fueron $15 millones de dólares invertidos en 12 modernos equipos de 2,500 caballos y sistemas automatizados. El problema fue que, aun con facilidades de pago, el contrato de compra-venta entre la Unión de Ferrocarriles de Cuba (UFC) y la empresa china nunca se llegó a cumplir.

Se esperaba el arribo de otra cantidad similar de locomotoras chinas que jamás llegaron. Se informó que habían fallado las fuentes de financiamiento, aunque el dinero se aprobó. Pero nunca llegó a su destino y tampoco regresó a las arcas del Estado.

Se quedó aparentemente en un oscuro bolsillo. Ahora, en lo que parece un ciclo, vuelve a repetirse la historia del 2006, pero esta vez entre la compañía rusa SINARA Máquinas de Transporte y la empresa importadora cubana TRADEX. En el país circulan trenes categorizados como de transportación corta y de media distancia; el resto son los nacionales: La Habana-Santiago de Cuba; La Habana directo Bayamo-Manzanillo, La Habana-Guantánamo y Santiago de Cuba a Santa Clara, así como el servicio desde La Habana con destino a Sancti Spíritus.

“No necesitamos tantas locomotoras. La urgencia está en mejorar el estado del raíl central, la recuperación del carril cañero, la pésima salubridad y seguridad que presentan los vagones, y reparar el estado de las estaciones ferroviarias que muchas tienen filtraciones en sus techos y carencia de agua potable”, agregó la fuente.

Lo único real es la inversión, que se hizo en su totalidad, para la construcción de la doble vía de alta calidad que enlaza el puerto del Mariel y las instalaciones de la Zona Especial con el sistema ferroviario nacional.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN Nuevas locomotoras en Cuba: ¿Inversión, derroche o corrupción?

Madre de ciudadana estadounidense presa en Cuba pide ayuda a Trump

•noviembre 16, 2017 • Dejar un comentario

Alina 1

La madre de una ciudadana estadounidense condenada en Cuba por espionaje está pidiendo al presidente Donald Trump que interceda para lograr la libertad de su hija y la traiga de vuelta antes de que sea demasiado tarde.

En una carta abierta titulada “Tráiganme a mi hija”, Alina Miyares Vallosera, de 89 años y residente en Miami Beach, solicita una investigación a fondo sobre lo ocurrido a su hija Alina López Miyares, sentenciada a 13 años de cárcel tras ser juzgada por un tribunal militar, el pasado 2 de octubre.

Alina 2

“El dolor es igual para el que sufre la pérdida de un hijo en la guerra o en cruel atentado. Me uno a la agonía de todas las madres que sienten como quema en las entrañas, y hoy más que tengo a mi hija Alina presa”, dice la misiva, obtenida por Martí Noticias.

Alina Miyares, de 59 años, cumple su sanción en la Prisión Occidental de Mujeres El Guatao”, conocida como Manto Negro, en la periferia oeste de La Habana. Allí recientemente se reportó la muerte de un reo por falta de asistencia médica.

“Le pido y suplico se interese en el caso de mi hija, que se investigue a fondo y que me la traigan antes de que sea un cadáver más”, manifestó Miyares. “En ese inhóspito lugar donde está confinada han muerto jóvenes por un ataque de asma sin atención médica”.

López Miyares es esposa del ex diplomático cubano Félix Martín Milanés, quien fue condenado en la misma causa a 16 años de prisión. Ambos han apelado ya sus respectivas sanciones ante los tribunales cubanos.

Martín Milanés, de 62 años, prestó servicios en el Ministerio del Interior desde 1977, y alcanzó rango de teniente coronel de la Dirección General de Inteligencia. Fue funcionario de la Misión Permanente de Cuba ante Naciones Unidas y permaneció en territorio de Estados Unidos entre 1989 y 1993.

Durante su estancia en Estados Unidos conoció a su esposa, López Miyares, quien por sus facilidades migratorias sirvió como enlace con los servicios especiales estadounidenses.

“Ella fue víctima del FBI y del gobierno cubano”, asegura en la carta Miyares y Vallosera.

López Miyares, maestra de profesión, abandonó Cuba con su familia en los Vuelos de la Libertad, en 1969, cuando ella tenía 8 años. Es maestro de profesión y alcanzó tres títulos de doctorado en universidades de Estados Unidos.

Durante el juicio celebrado contra el matrimonio, oficiales de la Inteligencia y la Contrainteligencia cubana intentaron demostrar que los acusados actuaron motivados por aportar los informes requeridos por los servicios especiales estadounidenses, y que interactuaron con agentes del (FBI y la CIA para entregarles nombres, teléfonos y otros datos que “pudieron poner en peligro la seguridad nacional del Estado Cubano”.

El gobierno de Estados Unidos ha manifestado que está al tanto del proceso seguido contra López Miyares, pero ha declinado ofrecer detalles alegando razones de privacidad.

La anciana asegura que durante el último año ha tenido que sufrir el ultraje de varias personas que, para referirse a ella la llaman despectivamente “la madre de la espía”, y enfrentar además el gasto económico que ocasiona vivir en Miami y tener a su hija presa en La Habana.

En su carta señala que las autoridades estadounidenses en la capital cubana no han podido darle apoyo consular porque “no podían ir por encima de las decisiones del gobierno cubano”.

Carta:

 

“Tráiganme a mi hija”

 

El dolor es igual para el que sufre la pérdida de un hijo en la guerra o en cruel atentado. Me uno a la agonía de todas las madres que sienten como quema eso en las entrañas, y hoy más que tengo a mi hija Alina presa.

La política en los EU, especialmente la de los cubanos, les impide hacer nada por alguien que lo necesite. En el caso de mi hija fue así; nadie pudo ayudarnos.

Cuando decidí ir a la Embajada de Estados Unidos en La Habana, obtuve la misma respuesta…no podían ir por encima de las decisiones del gobierno cubano. No permiten injerencia extranjera.

Al presidente de EEUU, Mr Trump, que prometió defender y proteger a todos los ciudadano-norteamericanos, le pido y suplico se interese en el caso de mi hija, que se investigue a fondo y que me la traigan de vuelta antes de que sea un cadáver más. En ese inhóspito lugar donde está confinada han muerto jóvenes por un ataque de asma sin atención médica.

Mi hija Alina López Mijares se casó hace 11 años con el Sr Félix Martín Milanés, pero nunca supo si estaba firmando su sentencia de vida o quizás de muerte.

Es graduada de la Universidad de New York, La Manhattan School of Music, como pianista, y de la Nova Southeastern University. Fue profesora en escuelas públicas de New York, y luego aquí en la Florida.

Ella fue víctima del FBI y del gobierno cubano. El FBI la obligaba a cooperar con datos, (no sé cuales), y luego el gobierno cubano se aprovechó de lo sucio que entre ambos sembraron.

Nosotros, sus padres, nunca supimos nada. Hace casi un año, 01/2017, por conveniencia del gobierno cubano la retienen en La Habana, la juzgan en un juicio militar, (ella nunca fue militar) y la condenan  a 13 años de privación de libertad.

Yo tengo 89 años y su papá 96, ambos somos dos ancianos enfermos que hemos tenido que sufrir toda la injuria, el dolor y la pena, además del gasto económico ya que somos dos pensionados.

Viviendo nosotros en Miami y estando ella presa en La Habana, yo, su madre, he tenido que viajar todos los meses y hasta dos veces en un mes  para verla, conocer de su estado de salud y llevarle comida. Y de la comida que logro pasar le roban gran parte.

Mi hija Alina llora con frecuencia y por tal motivo la fustigan. Ha estado enferma sin atención médica, sufre de frecuentes desmayos y tiene la presión arterial descontrolada. Ha perdido cerca de 85 libras. La llaman despectivamente “la Americana”.

Habrá personas escépticas que se pregunten ¿dónde estaba esta señora que no se había pronunciado hasta ahora? No señores, lo hice desde el principio, nunca he tenido miedo cuando se trata de un hijo. Pero a mi hija le dijeron… “no le digas nada a tu madre porque te puede perjudicar en el juicio…”

Hoy, hago pública esta carta, confiando llegar con mi súplica a lectores receptivos y almas caritativas.

 

Alina Miyares

Miami. Noviembre 11, 2017

 

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN Madre de ciudadana estadounidense presa en Cuba pide ayuda a Trump

Cuba troca proyecto cultural en negocio estatal

•noviembre 16, 2017 • Dejar un comentario

Galaxia1

Las autoridades cubanas decidieron cerrar un proyecto cultural privado que revolucionó las noches matanceras, pusieron a sus empleados a disposición de un tribunal, y luego han reabierto el local como discoteca estatal.

Ubicado en la calzada General Betancourt, en el residencial Peñas Altas, Matanzas; y bajo el slogan “Un universo por descubrir”, el moderno club Galaxia se convirtió en el proyecto cultural audiovisual de iniciativa privada más famoso entre los jóvenes de jugosa billetera.

Para disfrutar de sus espectáculos o noches temáticas, entre las que causaban furor las fiestas playa, brasileñas, hawaianas, gym party, fitness shows, o las atractivas “fiestas semáforo” (donde quien viste de verde es soltero, amarillo busca pareja, y rojo comprometido); había que reservar con antelación. Al club asistía más juventud de la capital que de la propia ciudad de Matanzas.

Las cosas en Cuba andan bien, hasta que un día marchan mal. Galaxia era un club concurrido hasta que dejó de ser un buque exitoso y se convirtió en el Titanic. El allanamiento y las detenciones se ejecutaron a mediados del pasado agosto, pero a principios de noviembre, las autoridades locales deciden reabrir el lugar usando los mismos equipos y mobiliario que antes. Sólo cambiaron el nombre, ahora se llama La Bella Atenas.

Galaxia2

“Para el consejo municipal, el club tenía una cultura de consumo de drogas y prácticas de proxenetismo que ni la Policía ni ninguno de sus empleados fue capaz de controlar; pero como el espacio que dejaba el club Galaxia constituía una parte esencial en los ingresos locales y en el paisaje cultural que la provincia destina al esparcimiento de la juventud, se decidió volver a abrir, cambiar el nombre para limpiar imagen y hacerlo funcionar como parte de la empresa estatal que opera los centros nocturnos y restaurantes de lujo”, asegura una funcionario partidista municipal que prefiere la prudencia, aludiendo que existe una fina barrera entre decir la verdad y el silencio forzoso.

“Los oficiales de la Unidad Anticorrupción del DTI (Departamento Técnico de Investigación) dijeron haber encontrado elementos que indican que en ese lugar se traficaba con drogas, se blanqueaba capital proveniente del extranjero y se acordaban actos sexuales remunerados, dirigidos, controlados y realizados en beneficio de los administradores”, advierten fuentes cercanas al caso que no logran explicar el por qué los dueños del lugar y la mayoría de los empleados, sin siquiera ser militares, fueron todos procesados por el Tribunal Militar Occidental de Matanzas.

Parte del rumor popular asegura que debido a la gravedad del caso y las evidencias recopiladas sobre la actividad ilegal que se producía en Galaxia, la fiscalía determinó que los actos constituían una amenaza para el bienestar y la seguridad de la zona; la otra parte del pregón asegura que todo el escándalo se trata de un sucio plan orquestado por alguien con influencias que quería cerrar el lugar para apropiarse de un negocio establecido. Las autoridades cubanas, para variar, no han dado ninguna versión.

Es oportuno recordar que durante la sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular [Parlamento Unicameral], celebrada el pasado 30 de mayo, el vicepresidente cubano Marino Murillo aseguró que en el nuevo modelo socialista de la isla “no se permitirá la concentración de la propiedad y la riqueza, aun cuando se promueva la existencia de formas privadas de gestión”.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN: Cuba troca proyecto cultural en negocio estatal

 

Cubanoamericana y su esposo apelan condena por espionaje a favor de EEUU

•noviembre 6, 2017 • 1 comentario

Sentencia

Un tribunal militar cubano notificó y entregó copia de la sentencia número 109 de 2017, causa 100/2017, contra una ciudadana estadounidense y su esposo, sancionados el pasado 2 de octubre en La Habana por el delito de espionaje.

El documento reitera la sentencia dictada por el Tribunal Militar Territorial Occidental, de 13 y 16 años, respectivamente, de privación de libertad para Alina López Miyares, ciudadana estadounidense, y su cónyuge, el ex teniente coronel y ex diplomático cubano, Félix Martín Milanés Fajardo.

Sentencia 2

Durante la vista, un juicio oral y privado que se realizó a puerta cerrada, oficiales de la Inteligencia y la Contrainteligencia cubana intentaron demostrar que los acusados actuaron motivados por aportar los informes requeridos por los servicios especiales norteamericanos, y que interactuaron con agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) y la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en territorio norteamericano, a los que entregaron nombres, teléfonos y otros datos que “pudieron poner en peligro la seguridad nacional del Estado Cubano”.

López Miyares, maestra de profesión, nació el 7 de agosto de 1958, en La Habana. Abandonó Cuba cuando tenía 8 años. Se educó en Estados Unidos, donde obtuvo tres doctorados.

El Teniente Coronel Félix Martín Milanés, nacido el 11 de noviembre de 1956, prestó servicio en el MININT desde 1977, específicamente como oficial en la Dirección General de Inteligencia, y pasó al servicio militar de la reserva en el año 2006.

Milanés fue funcionario de la Misión Permanente de la República de Cuba ante las Naciones Unidas, por lo que permaneció en territorio de Estados Unidos de América entre los años 1989 y 1993, período en el que conoció a su esposa, López Miyares, quien por sus facilidades migratorias sirvió como enlace con los servicios especiales norteamericanos.

Según el documento, el tribunal decidió hacer uso de “lo dispuesto en el artículo 37, apartados 1 y 2 del Código Penal, relativo a la sanción accesoria de privación de derechos, obligatoria en caso de sanciones privativas de libertad; confiscación de los bienes que sirvieron o estaban dispuestos a servir para la preparación del delito; más todo lo referido a la regulación de trámites migratorios a fin de garantizar el cumplimiento de las sanciones penales”.

De acuerdo con lo establecido en el artículo 58, apartado 1 de La Ley de Delitos Militares, los jueces, el Teniente Coronel Luis Ángel González Hernández, y los Mayores Yasser Estrada Guerrero, Carlos Martín Rojo Rivero, Iván Lázaro Mena Domínguez y Jesús Leonardo Estévez Pérez, resolvieron aclarar la sentencia dictada contra López Miyares y Milanés, agregando como otra sanción accesoria para este último, la privación de su grado militar, condecoraciones y títulos honoríficos.

Las partes ya han acordado apelar la condena.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN Cubanoamericana y su esposo apelan condena por espionaje a favor de EEUU