Gobierno cubano planea golpe contra gestión de cooperativas no agropecuarias

•enero 12, 2018 • Dejar un comentario

CNA

El gobierno cubano prepara una nueva estocada para coartar los derechos concedidos a las cooperativas no agrícolas (CNA) de producción, específicamente las dedicadas al sector de la construcción.

De acuerdo con información obtenida por Martí Noticias, el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros elabora un conjunto de nuevas normativas jurídicas con vistas a controlar el auge de este tipo de asociaciones no agrícolas de producción. Uno de los pasos estaría destinado a complicar el proceso para la constitución de estos consorcios.

“Las CNA no aparecieron en el escenario cubano como un fenómeno natural regido por las leyes del mercado, sino como resultado de una estrategia de emergencia para atenuar los efectos de la constante crisis nacional”, dijo desde La Habana una fuente vinculada al proceso penal contra el dueño de una de estas asociaciones privadas. “Pero algunos de los socios de este tipo de sociedad andan en autos rentados, y la dirección del país pretende ponerles un freno mediante instrumentos legales que asfixien esta iniciativa”.

La fuente recordó que el Consejo de Estado implementó, con carácter experimental, los decretos leyes No 305 y 306, el No 309 del Consejo de Ministros, y otra serie de regulaciones para la constitución, registro, funcionamiento y extinción de las cooperativas de producción no agrícola y de servicios en 222 actividades privadas.

La escasa rentabilidad y la falta de autonomía de las empresas estatales, entre otros factores, provocaron que, en breve período de tiempo, las entidades privadas lograran verdadera importancia en el sistema empresarial. Laboran con efectividad, pero constituyen un impedimento para la empresa estatal, porque dan muestras de bienestar, y exhiben sin miedo la riqueza adquirida.

El pasado 12 de diciembre apareció en la Gaceta Oficial Extraordinaria No.58, un conjunto de normativas jurídicas con las cuales se pretendía avanzar en el perfeccionamiento del sistema empresarial y concedía a las empresas del Estado una mayor autonomía. Aun así, la producción estatal no ha reaccionado de la manera esperada porque, incluso aumentando la pujanza, son incapaces de garantizar el servicio, la calidad y los plazos de entrega, según reconocen las propias autoridades gubernamentales.

Sin embargo, el sector no estatal consigue incrementar visiblemente la productividad del trabajo y la disciplina laboral, razón por la que han ganado en convocatorias públicas, importantes contratos de diseño y remodelación para hoteles de turismo, por encima de las ya anquilosadas empresas del Estado.

“Estas corporaciones tienen mejores albañiles, hacen mejor trabajo y, en determinados casos, consiguen permisos para importar maquinarias desde China u otros países. No obstante, la forma en que originalmente fueron diseñadas y el carácter experimental de toda la base legal, representa la peor limitación”, argumentó un abogado que pidió anonimato.

El letrado explicó que no existe manera legal para que dos cooperativas privadas se unan con el objetivo de organizar actividades complementarias que sean afines para agregar valor a sus productos o servicios; tienen que adquirir todo a través de las empresas del estado, y esto no sucede.

Los obligan a violar las reglas al no ampliar el marco legal. ¿Cómo van a comprar la materia prima necesaria como el cemento, la arena, la gravilla, el mármol para pisos, o madera para encofrar?”, se cuestionó el abogado.

De esta manera fraudulenta –agregó- controlan a los cooperativistas sometiéndolos a constantes auditorías fiscales que son prácticamente imposibles de rebasar. Ya han cerrado algunas y sus integrantes están a disposición de los tribunales.

“Esperemos que eso cambie, o pronto veremos el fin de la iniciativa privada”, concluyó el testimoniante.

El pasado agosto, el Ministerio de Finanzas y Precios revocó la constitución concedida a la Cooperativa Scenius, dedicada a dar servicios contables, y aprobó su extinción por “las reiteradas violaciones cometidas por la cooperativa en el cumplimiento del alcance social aprobado”.

La experiencia de las CAN se inició en 2013, y actualmente existen un total de 429 en todo el país, según cifras oficiales.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN Golpe contra gestión de cooperativas no agropecuarias

 

Anuncios

Cuba reducirá trabajadores de salud en el exterior para evitar deserciones

•enero 5, 2018 • Dejar un comentario

Medicuchitos

El gobierno cubano planea implementar a la mayor brevedad un grupo de medidas destinadas a reducir el número de colaboradores de la salud que realizan especialidades no médicas y desertan de misiones en el exterior.

De acuerdo con información obtenida por Martí Noticias, las autoridades del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) emitieron una resolución que deberá ser consultada y aprobada por todos los directores y subdirectores provinciales y municipales de Salud Pública, de Asistencia Médica y Departamentos de Colaboración.

La circular deja muy claro que la mayor incidencia de desertores en la ayuda médica cubana en el exterior son aquellos colaboradores que no están relacionados directamente con la salud”, aseguró desde La Habana una fuente vinculada al MINSAP.

El documento constata el grado de preocupación de la alta dirección del país sobre el incremento en las deserciones de los trabajadores (no médicos) en las misiones, o que durante las mismas se han dedicado a realizar contratos individuales con la intención de ganar dinero, brindando servicios que ni siquiera están relacionados con la salud.

La circular -de dos páginas- se filtró de correos electrónicos enviados a los jefes de las direcciones provinciales de salud, y podría próximamente convertirse en anexo a la Resolución No. 279/2014, que regula el “Procedimiento para la formación de la disponibilidad de recursos humanos que brindan servicios médicos y de salud en el exterior”.

La medida refleja la necesidad del gobierno cubano por aumentar el control sobre aquellos colaboradores (no facultativos) que ya han cumplido labor en el exterior, con el propósito de impedir que repitan misiones.

Las reacciones no se han hecho esperar dentro de Cuba.

“Nada, que a partir de ahora, antes de confeccionar cada expediente del personal que viajará al exterior para apoyar la colaboración desde especialidades no médicas, se nos exigirá un control más riguroso. La idea es ir reduciendo el número de este tipo de cooperantes, evitar que viajen aquellos que ya lo han hecho anteriormente, y así cortar las relaciones que hayan podido establecer durante la estancia en el exterior”, dijo una fuente consultada por Martí Noticias.

Durante el 2016, el ingreso a la economía cubana por concepto de servicios profesionales, principalmente de la salud, alcanzó los $11,543 millones de dólares, cifra que superó, por mucho, al estimado por turismo, que aportó a la economía nacional $2,800 millones.

“La misión médica es uno de los programas fundamentales de la salud pública cubana, es parte de nuestros principios de solidaridad, ayuda en gran medida a sustentar la económica del país, constituye un estímulo a los méritos del cooperante y, sobre todo, es la base para la formación de mejores profesionales”, añadió el entrevistado. “Pero cada deserción o huida, representa una preocupación para las autoridades cubanas porque la diplomacia de batas blancas es también una herramienta eficaz para la influencia política”.

Entre los datos restringidos que han trascendido al dominio público está la particularidad de que, antes que el documento se convierta en resolución, ya varios colaboradores de especialidades no médicas han mostrado su inconformidad elevando quejas mediante cartas dirigidas a José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Partido Comunista y vicepresidente del Consejo de Estado y de Ministros que atiende el sector de la Salud.

Más de 50 mil colaboradores cubanos prestan servicio actualmente en 67 países, de los cuales unos 25 mil son medicos.

 

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN: Cuba reducirá trabajadores de salud en el exterior para evitar deserciones

 

 

Algo que no tiene remedio en Cuba

•diciembre 20, 2017 • Dejar un comentario

Vejez

Con un poco de dinero se pueden arreglar viviendas; con una resolución fiscal y un marco jurídico que ofrezca confianza real al inversor, se estimula el crecimiento de la economía nacional; con una campaña efectiva encaminada a conseguir concientización social, se soluciona el problema de la degradación moral; y con que nuestros decadentes políticos quieran ceder un adarme de su voluntad política, se restituirían buenamente las libertades civiles que los cubanos demandamos. Lo que no tiene solución, no al menos a corto plazo, es el paupérrimo estado del fondo nacional de pensiones que es incapaz de garantizar a los ciudadanos cubanos una vejez con dignidad.

En el año 2005 el Gobierno cubano intentó enfrentar el problema, o mejor dicho, trató de sacudirlo, cuando inició la llamada “actualización del modelo socialista” eliminando puestos de trabajo estatales y despidiendo a funcionarios que sin vocación, no tuvieron más opción que refugiarse en un naciente sector privado sin cobertura en el sistema de pensiones.

Así vimos la transformación de médicos y militares que, entrando en una línea de abandono, se hicieron campesinos; y abogados e ingenieros que dejaron sus profesiones para fungir como taxistas o vendedores de fritas.

Es cierto, a modo de compensación, la dirección del país ordenó aumentar la mensualidad a todos los jubilados promulgando leyes al respecto; pero la continua desvalorización del peso cubano hizo menguar el valor real del monto del dinero que recibe un pensionado; de manera que hoy, reciben más, pero ganan menos.

Sin querer buscar culpables sino más bien llamar la atención para encontrar soluciones, no es difícil entender que políticas irresponsables provocaron que nuestra isla cuente hoy con una de las poblaciones más envejecidas del planeta. Las razones son harto conocidas, la emigración aumentó al tiempo, en paralelo, que decreció la tasa de natalidad y el crecimiento poblacional.

Para todos los ancianos, retirarse es un anhelo; salvo para el mandatario cubano que, según la ley vigente de Seguridad Social, supera en más de 20 años el límite de “caducidad”, lo requerido para retirarse y recibir una pensión.

Pero para el ciudadano común, resulta vergonzoso saber que el país agotó la sustentabilidad financiera del sistema de pensiones, y que estiró tanto el déficit fiscal que hoy es insuficiente para sufragar el período de retiro.

En las circunstancias actuales, para que el Estado cubano pueda ofrecer cierto estatus a la población laboral próxima a la jubilación, el gobierno tendría que aumentar la cotización que pagan los trabajadores isleños y, a la vez, aumentar el tiempo de retiro hasta la ridícula y extravagante edad de 200 años. Para tener una idea, un joven sano y saludable, nacido en 1997 y residente, con derechos en la isla, tendría que trabajar algo más que su vida entera para poder cobrar pensión. Por supuesto, el tema de los discapacitados es parte de esa otra historia que por diferente no deja de ser peor.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN: Algo que no tiene remedio en Cuba

 

 

Escándalo de corrupción sacude a popular cervecería habanera

•diciembre 19, 2017 • Dejar un comentario

Factoria1

Un operativo policial en la popular Cervecería Factoría Plaza Vieja, en el casco histórico de la Habana, provocó el cierre temporal de la instalación y el arresto de varias personas que están siendo procesadas bajo cargos de corrupción.

Según reportes obtenidos por Martí Noticias, el proceso comenzó cuando uno de los dependientes, después de tener un problema de dinero con la gerencia del lugar, decidió quejarse con la agencia y, al no obtener una respuesta a su inconformidad, dio parte de lo sucedido en la unidad policial de Cuba y Chacón, en La Habana Vieja.

“Allí, uno de los instructores, de vista larga y afán de promoción, indagó más sobre el tema y usó al informante como mercenario sin sueldo para preparar su propio caso de corrupción”, dijo una fuente consultada que pidió el anonimato.

Pero la copia del informe policial, en la que se pide autorización para investigar a militares, se recibió en la oficina central del grupo empresarial dirigido por el General de Brigada Luis Alberto Rodríguez López-Callejas, presidente del Grupo de Administración Empresarial S.A. (GAESA).

La investigación sobre la cervecería continua en marcha.

“Durante el proceso de instrucción se evidencian datos comprobatorios sobre una cadena de ilegalidades donde se repite el mismo modus operandi. Reportar pérdidas y sustraer el efectivo ha sido la forma de actuar de este grupo de empleados que se rige por reglas propias, y de otros directivos de la empresa que, por su condición, escapan al alcance de nuestra competencia”, especifíca el documento, según una fuente del sector que pidió no ser identificada.

El local ya reabrió nuevamente sus puertas para el turismo nacional y extranjero.

Entre los detenidos por supuesta estafa de millones de dólares a la economía nacional se encuentran algunos trabajadores del centro y se espera que el proceso involucre a varios de los ejecutivos de GAESA, quienes ocupan la dirección de la Corporación Habaguanex S.A. desde julio del 2016.

Ubicada en una de las esquinas de la antigua Plaza Vieja, específicamente donde convergen las calles Muralla y San Ignacio, la cervecería Factoría Plaza Vieja fue fundada por Eusebio Leal, historiador de La Habana, y la firma Habaguanex S.A., el 6 de junio de 2003.

Y aunque hoy en La Habana existe otra cervecería, ubicada en este antiguo almacén de la madera y el tabaco, Factoría Plaza Vieja fue la primera de su tipo y alcanzó rápida fama, lo que dio paso a abrir un nuevo espacio con condiciones similares.

Desde su creación, Factoría Plaza Vieja es visitada diariamente por cientos de habaneros y turistas que aman el sabor de la cerveza y gozan de la culinaria cubana en un agradable ambiente del casco antiguo habanero.

No obstante, la instalación ya se ha visto ensombrecida por el escándalo en otras dos ocasiones. La primera, poco después de su inauguración, cuando algunos de sus trabajadores fueron acusados de agregar marihuana al proceso de fermentación de la cerveza oscura junto con el lúpulo, la cebada y el agua; y en mayo de 2012, por otro caso de corrupción que terminó enviando a prisión a varios de sus empleados.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN: Escándalo de corrupción sacude a popular cervecería habanera

 

 

Kcho internado en clínica de La Habana por adicción a las drogas

•diciembre 14, 2017 • Dejar un comentario

Kcho 1

Alexis Leyva Machado, Kcho, uno de los artistas plásticos cubanos de mayor reconocimiento internacional y lealtad declarada al régimen de La Habana, está internado en una instalación médica tras enfrentar serios problemas de adicción a las drogas.

Protegido del fallecido Fidel Castro y del actual gobernante Raúl Castro, y diputado a la Asamblea Nacional, Kcho, tuvo una recaída en días recientes y fue recluido en el Centro de Salud Mental (CENSAM), según confirmaron a Martí Noticias fuentes cercanas al artista.

“Después de una cadena de eventos que pudieron perjudicar la salud y la integridad del artista, la alta dirección del país y un grupo de profesionales decidieron hospitalizarlo bajo el diagnóstico de drogodependiente, trastornos neuróticos, agotamiento psíquico y estrés en una de las casas de protocolo que pertenecen al CENSAM”, dijo una fuente del centro, cuya sede está ubicada en 236 A esquina a 11, en el reparto Siboney.

La suerte de Kcho, de 47 años, ha sido objeto de comentarios y versiones extraoficiales durante las últimas semanas, vinculándolo desde a actos de violencia doméstica como a incumplimiento de pagos millonarios al monopolio estatal de las comunicaciones, ETECSA, de acuerdo con reportes obtenidos por Martí Noticias.

Según el profesional entrevistado, un 60% de este tipo de pacientes corre el riesgo de recaída cuando está en fase de medicación e incluso después del tratamiento. El índice de reincidencia es uno de los problemas más importantes en la cura de la adicción a las drogas.

Por eso, al artista le permitieron varios permisos, pero siempre en custodia para evitar una posible repetición, y de paso acallar los comentarios en la opinión pública.

Las autoridades cubanas hablan de actualizar la metodología que rige la fiscalía en el control de los delitos referentes a las drogas, pero no enfrenta el problema con rigor suficiente.

En el 2013, durante el discurso como presidente, pro tempore, de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), Raúl Castro minimizó el tema insistiendo en que Cuba es territorio libre de drogas, y solo reconoció la existencia de “un poquito de marihuana”.

Kcho saltó de una escuela elemental de arte en Isla de la Juventud a la Escuela Nacional de Arte (ENA). Para graduarse hizo una exposición en 12 y 23 (Vedado), en La Habana, la cual deslumbró a galeristas importantes. En ese tiempo conoció e hizo amistad con Lilian Llanes, quien le invitó a participar en la Bienal de La Habana con la instalación “Regata”.

Un año después, en la Bienal de Corea del Sur de 1995, ganó el gran premio de la exposición, lo que lo catapultó a los escenarios internacionales del arte.

De personalidad conflictiva, padre carpintero y madre artista popular, Kcho comenzó a forjar su actual posicionamiento a favor del régimen cubano y de Fidel Castro cuando después de participar en “Cocido y Crudo” (exposición en el museo Reina Sofía, comisariada por el ex curador Dan Cameron, 1994-1995), intentó viajar a Estados Unidos y le fue negada la visa.

Por esa fecha, Fidel Castro le ofreció un almuerzo a pintores y artistas destacados y Kcho fue de los escogidos. Justo ahí y a pedido del Castro, le pintó algo sobre una servilleta.

“Su prepoptencia es normal”, dijo una fuente que conoce al artista. “De un humilde hogar en Nueva Gerona a una mansión en Siboney. El éxito lo arrebató y en poco tiempo cambió, el nuevo entorno lo envolvió y terminó en las adicciones”.

Fue así que el artista comenzó a tener problemas, a comprar y consumir cocaína abiertamente, acompañado de un comportamiento bastante agresivo e irrespetuoso.

Entonces, a mediados del 2000, el propio Fidel Castro ordenó encerrar al artista en una casa ubicada en calle I de Villa Cuba, Varadero, “como si de como si de una solución mágica se tratara”, comentó la fuente.

Allí estuvo obligado y bajo tratamiento para desintoxicación con el fin de alejarlo de las malas compañías. Pero nunca se curó.

Kcho 2

Con el apoyo de Castro, el célebre Kcho se lanza como empresario y comienza con la venta del patrimonio automotriz cubano, la exportación de autos antiguos disfrazados de instalaciones artísticas. Luego incursiona en el gremio culinario y abre, con autorización gubernamental, el Restaurant Kike-Kcho, en la última dársena de la Península de Hicacos.

Alcanza su máximo esplendor como gerente de relaciones públicas del gobierno cubano para atraer a empresarios poderosos y artistas de nombre mundial.

Varios entrevistados coinciden en que al enfermar Fidel Castro, Kcho se ve forzado a cambiar de mentor, logrando la cobija de Raúl Castro. La actual jefatura del país, autorizó al pintor a usar su nombre como empresa y bajo esa sombrilla, entre otras cosas, contrató varias líneas telefónicas con ajuste de postpago que reparte entre más de una decena de amigos, empleados y dealers de estupefacientes.

Su deuda de impagos con ETECSA asciende a más de medio millón de CUC y es requerido por la justicia, pero como otras tantas causas en su contra, también le fue sobreseída.

Ahora -explica la fuente- la campaña gubernamental contra los bares privados, mucha gente fue presa por permitir la venta y consumo de drogas. Varios de los detenidos, durante el proceso de interrogatorio, señalaron al artista como habitual portador y consumidor de estupefacientes en esos establecimientos y, como medida protectora de una justicia poética, la dirección del país decidió ingresar a Kcho para alejarlo de la ley y del comentario.

En enero de 2014, Fidel Castro hizo una de sus escasas apariciones públicas para inaugurar un estudio de arte de Kcho en el barrio habanero de Romerillo. En diciembre de ese año, Kcho exhibió en el Palacio de la Cancillería de Roma su exposición Vía Crucis, en la que dice querer reflejar “el sufrimiento y los sueños de todas las personas que deciden emigrar en busca de futuro mejor”.

En 2015, durante su primera visita a Cuba, el Papa Francisco recibió como regalo de Raúl Castro un Cristo crucificado en remos, titulada “ Milagro”, obra de Kcho, una pieza que el Sumo Pontífice destinó a la isla de Lampedusa.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLCIK:  Kcho internado en clínica de La Habana por adicción a las drogas

 

El peligro castrista magnificado

•diciembre 13, 2017 • Dejar un comentario

Raulin agachado

El tiempo es huella indeleble e importante en cualquier perspectiva. Si bien es cierto que Cuba continúa siendo un país gobernado por un grupo incapaz de convivir con la oposición golpeando las diferencias, que se presenta como una guía de trasnochados que pasan los 70 años, y que constituye un Estado criminal, alentador de la ruptura de la democracia y la legalidad; también es una gran verdad que sin Fidel Castro a la cabeza y con la muerte en goteo de los líderes históricos, la isla pierde seducción y tendencia, y hoy carece de esa fuerza que le permitía mantener pujanza en ciertos sectores de América Latina.

El vacío que dejó la mayor de las Antillas, lo van llenando poco a poco los mandatarios de Rusia y China respectivamente, Vladimir Putin y Xi Jinping. Ambos mantienen una línea bastante agresiva de diplomacia comercial, basada en la creciente importación de materias primas, ofertas de préstamos y acuerdos de inversión en infraestructura, energía y telecomunicaciones. Lo que sí debe preocuparle a EEUU de Cuba con mayúscula y asterisco es en materia de seguridad global.

El régimen de Maduro puede sobrevivir sin La Habana. Venezuela es el principal destino de las inversiones chinas en América Latina y el segundo socio comercial de Rusia en la región.

Debemos entender que, aún con la difusa visión romántica que tenemos de la historia, la Rusia actual no es la Unión Soviética de ayer. Moscú anuló al “titán antillano” cuando anunció la construcción de un centro internacional de entrenamiento en Nicaragua para suministrar formación regional en la lucha antidrogas. Razonable, ese país centroamericano tiene más para ofrecer que La Habana. Y así lo dejó saber, en marzo del 2016, el viceministro nicaragüense de Relaciones Exteriores, Luis Molina, cuando aseguró en el foro de Montevideo que su país quiere ofrecerle tierra a los rusos. “De 4.9 millones de hectáreas disponibles en el país, solo un millón está siendo trabajada, el resto espera por los rusos…”

Tampoco podemos decir que la actual Pekín es la China de Mao. El gigante asiático se ha convertido en la primera potencia económica mundial tomando en cuenta su producto interno bruto, además de la presencia e influencia geo económica y geo estratégica en todos los rincones del planeta. Sin embargo, la isla caribeña no parece prioridad para el dragón dorado. Las exportaciones chinas a Cuba se desplomaron en 2017, con una caída del 29,8 frente al mismo período del pasado año.

El comercio de China y Bolivia es notable considerando el volumen de la economía y el mercado boliviano. Las inversiones chinas en esa nación superan los 3.000 millones de dólares en actividades mineras, construcción de infraestructura y carreteras. En estos momentos, tiene en propósito participar en el mega proyecto que plantea construir una vía para unir los Océanos Pacífico y Atlántico.

Sin alejar nuestra mirada de una isla donde se violan constantemente los derechos y libertades de todos sus ciudadanos, deberíamos aceptar que hoy el peligro regional no está ubicado en Cuba sino en esta alianza ruso-china que se perfila como nuevo poderío mundial con política explícita, y abarca desde la geo influencia en nuestro hemisferio, desdolarizar el mundo, hasta extender el uso de la divisa encriptada. Ojo con eso.

Quizás sea un poco tarde pero quiero recordar un viejo refrán que a menudo repetía mi abuela cuando yo estaba a punto de cometer un error: “La mejor manera de obstaculizar un problema, es frenarlo antes que lo sea”.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN El peligro castrista magnificado

 

Gobierno cubano desmantela negocios de hijo de exministro del Interior

•diciembre 6, 2017 • Dejar un comentario

Jose

José Raúl Colomé, hijo del exministro del Interior Abelardo (Furry) Colomé Ibarra, y Osmani Cisneros, hijo del fallecido dirigente Ángel Cisneros, ambos con sobrada experiencia en gastronomía y exitosos como negociantes privados, se encuentran involucrados en un proceso penal que parece carecer de lógica.

Varios establecimientos de su propiedad han sido cerrados por las autoridades, y el muy concurrido restaurante Starbien, ubicado en Calle 29 # 205 entre B y C, en el Vedado, ya fue confiscado y entregado como hogar para niños sin amparo filial.

“Aún cuando el tribunal no se ha pronunciado en contra, a los dos cuentapropistas se les aplicó una medida cautelar sin justificación alguna”, informó a Martí Noticias un especialista en derecho laboral que trabaja para el departamento legal de la Organización Nacional de Administración Tributaria (ONAT).

Como parte de la guerra gubernamental contra el cuentapropismo, otro de los restaurantes que administraban Colomé y Cisneros, El Chachachá, situado en Monserrate entre Tejadillo y Chacón, justo detrás del Museo de la Revolución, también fue clausurado.

Según explica el letrado, el restaurante Starbien brindaba un servicio exquisito a precios asequibles y logró mantenerse entre los primeros en la lista de la preferencia de clientes nacionales y turistas internacionales por fusionar servicio e innovación culinaria.

En poco tiempo pasó de tímido restaurante de moda a un grupo empresarial privado con liderazgo emprendedor que compró partes de otros restaurantes, ofreció talleres sobre el uso de redes sociales, financió proyectos de nuevos emprendedores, fomentó obras de carácter social en su entorno y se desmarcó de muchos al adoptar una estrategia agresiva, como es el aprovechar oportunidades para expandir el comercio dentro y fuera de la isla.

El Ministerio de Finanzas y Precios, el de Trabajo y Seguridad Social, y la ONAT, regulan las obligaciones de los emprendedores cubanos, pero en ninguna de sus muchas ordenanzas queda claro cuáles son los derechos, y qué defensa o amparo tienen los cuentapropistas con aspiraciones de multiplicar negocio.

Es comprensible la curiosidad que despierta este caso, porque involucra a uno de los hijos del otrora poderoso General Colomé Ibarra.

Las versiones que recorren la calle les imputan a Colomé y Cisneros delitos como lavado de dinero, tráfico de drogas, de influencias y otras, pero el expediente de la causa no consigue evidenciar ningún acto de corrupción, ni alteración de las normas establecidas para el sector privado, según reportes obtenidos por Martí Noticias.

“El proceso que las autoridades intentan seguir contra estos dos emprendedores no tiene lógica legal. Parece un ajuste de cuentas ordenado por alguien que quiere y puede hacer uso a su antojo de la ley, las instituciones y el ordenamiento jurídico-normativo nacional”, dijo la fuente.

La nueva estrategia del gobierno -según la fuente- es girar el fusil del francotirador estatal hacia otro de los sectores de la iniciativa privada, como el de las cooperativas no agropecuarias de construcción y/o producción.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN Gobierno cubano desmantela negocios de hijo de exministro del Interior