Los Castro celebraban mientras Cuba se hundía

•septiembre 13, 2017 • Dejar un comentario

Los Castro celebrando

 

La mañana del viernes 8 de septiembre, día en que los devotos de nuestra patrona, la Santísima Caridad del Cobre, celebran a esta deidad, el poderoso huracán “Irma” categoría 5, arremetió con toda sus fuerzas contra el oriente de Cuba.

La embestida de inmensas olas, fuertes lluvias y vientos huracanados, provocó afectaciones que justamente por su envergadura, resultan difíciles de calcular, mucho peor de reparar. La prensa oficial reconoce la pérdida de al menos diez vidas.

El general de Ejército Raúl Castro, en un acto de sublime hipocresía, escribe y publica en el periódico Granma, órgano oficial del Partido Comunista, una declaración, un tanto folclórica, que tituló “Llamamiento a nuestro combativo pueblo” y termina invitando a enfrentar –cito– “la recuperación con el ejemplo del Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz”.

Está claro que la solidaridad es un principio ético universal que todos debemos practicar; pero no desde una estéril parrafada que como único objetivo persigue manipular la esperanza del pueblo, como es el caso de la arenga emitida por el gobernante.

De ojos rasgados y talento miserable, el menor de los Castro, que funge por línea de sucesión como presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, se muestra fraternal para con miles de cubanos que lo han perdido todo y seguramente desconocen que, en la misma tarde de ese día, 8 de septiembre, mientras Baracoa y todo el norte oriental de la isla padecían el efecto destructor de los vientos que sobrepasaron los 200 kilómetros por hora, y que, además de espanto, provocaron serias afectaciones en el sistema electroenergético, las viviendas y la agricultura; la familia Castro, o al menos la parte mediática de ese clan, permanecía reunida y festejando la fecha, en la Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís, en La Habana Vieja.

Si los pobladores de Gibara padecieron la desesperante angustia que provoca el terror de las inundaciones y el exasperante corte de luz, dentro del encantador edificio de arquitectura barroca ubicado en la parte vieja de La Habana, “los príncipes herederos” de la dinastía Castro, Alejandro, Nilsa y Mariela Castro Espín (hijos de Raúl); junto a Antonio, Alexis, Alex y Ángel Castro Soto del Valle, así como Fidel Castro Díaz-Balart (hijos de Fidel), disfrutaban la frescura de mojitos muy bien preparados y la encantadora delicia de unos canapé de caviar, calamares y salmón con mermelada de frambuesa que sobre una delgada capa de pan sin corteza amenizaron la ceremonia de debut y despedida a la presentación de un par de libros titulados “Fidel Castro y los Estados Unidos” y “Raúl Castro y nuestra América”.

Los primos, hijos de los dos Castro poderosos, juntos pero no revueltos, se saludaron con amor y se sentaron con distancia.

Mientras, como un matrimonio que por ciertos compromisos comparten cama sin sexo, permitirse festejar indiferentes y sin remordimientos la suerte que en ese preciso momento corrían los infortunados que recibieron el embate de Irma.

La verdad, no sabía que Raúl reflexionaba, yo creía que reflexionar era una bendición otorgada por mandato “divino” al finado Comandante en Jefe.

La presentación del evento estuvo a cargo del doctor Eusebio Leal, y la recopilación de los datos para la obra maestra, que desde ya se perfila como el próximo best seller, corrió a cargo del astuto y temperamental coronel Abel Enrique González Santamaría que, dicho sea de paso, además de doctor en Ciencias Políticas y viceasesor de la Comisión de Defensa y Seguridad Nacional, vistió una guayabera color verde olivo light o Sierra Maestra apagado.

Es natural, debemos vestir a tono con los duros días que corren para un pueblo que vio como el esfuerzo de toda una vida fue robado en segundos por la fuerza de un huracán.

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN Los Castro celebraban mientras Cuba se hundía

Anuncios

La eterna persecución a los “desertores”

•septiembre 6, 2017 • 1 comentario

Una filtración de emails ocurrida recientemente en Cuba demuestra, que aunque el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de la isla facilita los trámites de viaje a los colaboradores que envía a misiones en diferentes países, el Ministerio del Interior, en control de los organismos represivos y de control ciudadano del régimen, cuenta con poder absoluto para obstruir salidas y evitar deserciones.

El pasado 7 de agosto, la Unidad Central de Cooperación Médica (UCCM) de Cuba solicitó al Departamento de Relaciones Exteriores del MINSAP, vía correo electrónico, gestionar cinco visas de tránsito por España a 5 cooperantes que en breve tiempo tenían previsto viajar para integrarse a la Brigada Médica cubana en ese encantador archipiélago africano que forma la República de Cabo Verde.

El singular cibermensaje, bastante escueto por cierto, informa que los colaboradores deberán recibir el visado de tránsito el próximo 12 de septiembre en el consulado español, para lo cual tienen que presentarse el día antes en la sede de la UCCM, ubicada en Carretera CUJAE KM 2 1/2, en el municipio capitalino de Marianao.

Se trata de los doctores Neuvis Vázquez del Llano (cirujana), Manuel Luis Rodríguez Lavernia (cirujano), Aida Silvia Fuentes Abreu (pediatra), Pablo Raúl Rosell (cirujano) y María Elena Pérez Jiménez (anestesista).

Hasta ahí todo pareciera estar bien, la UCCM es la institución encargada de garantizar el cumplimiento de los compromisos contraídos por Cuba en el tema de la Colaboración Médica Internacional, y es normal que se encargue también de la diligencia del visado y viaje de los colaboradores.

El punto oscuro e irregular en esta historia salta, cuando por arte de magia y con horas de diferencia, otro segundo email, con fecha miércoles 9 de agosto, enviado desde la oficina de Roberto Morales, titular del Ministerio de Salud Pública en Cuba, a la embajada cubana en Madrid y con copia al embajador cubano ante el Estado africano, instruyendo que, por órdenes del coronel Jesús López-Gavilán, jefe del departamento del MININT que atiende el área de salud, cuando se tenga fecha de vuelo confirmada de los colaboradores, se requiere, de modo imperioso, que un funcionario de la sede diplomática en Madrid, se acerque al aeropuerto internacional de Barajas, y no precisamente para ayudar a los viajeros cubanos en su paso por la enorme terminal aérea sino porque – explica con desfachatez la misiva- después de ser investigados y de chequear la comunicación con familiares en el exterior, se detectó que uno de los cinco galenos, sin especificar cuál, pero se repite el nombre de los cinco antes mencionados, ha mostrado lo que se califica como fuertes indicios e intenciones para desertar.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN La eterna persecución a los “desertores”

Cuba planea enviar brigada médica a EEUU para auxiliar a víctimas de huracán Harvey

•septiembre 1, 2017 • Dejar un comentario

Medicuchitos

El gobierno cubano planea enviar a la mayor brevedad una brigada de especialistas médicos a Estados Unidos para ofrecer ayuda a los damnificados del huracán Harvey en el estado de Texas.

La orden gubernamental fue enviada, con carácter urgente, a la dirección del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) y se anunció luego a las ramas provinciales a través de una videoconferencia encabezada por la doctora Marcia Cobas, diputada a la Asamblea Nacional y viceministra de Salud para la Colaboración, las Relaciones Internacionales y la Información, según dijeron a Martí Noticias fuentes vinculadas al organismo.

Durante la videoconferencia, dirigida a todas las Direcciones Provinciales de Colaboración Médica, se informó que se estudia la posibilidad de transportar al Centro de Convenciones, ubicado en Vía Monumental y Carretera Cojímar, Habana del Este, a un número significativo de posibles cooperantes, quienes recibirán una preparación intensiva con el fin de presentarse a entrevistas personales en septiembre.

Una breve síntesis de la videoconferencia fue distribuida luego por correo electrónico entre los directivos del MINSAP.

No es la primera vez que Cuba ofrece ayuda médica a Estados Unidos. En agosto de 2005, el gobierno cubano creó el Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias “Henry Reeve” para asistir a la población afectada por el huracán Katrina en Luisiana, Mississippi, Alabama y Nueva Orleans.

En esta ocasión, el MINSAP prevé alistar 800 colaboradores de diferentes categorías médicas, capaces de dar respuesta inmediata a la exigencia asistencial de la población damnificada.

Un listado de mil potenciales brigadistas ya fue elaborada por el MINSAP, con especialistas de 12 provincias y el municipio especial Isla de la Juventud. Las provincias con mayor cantidad de médicos preseleccionados son Santiago de Cuba (230), La Habana (160), Holguín (160) y Granma (110).

De acuerdo con el reporte obtenido por Martí Noticias, a los profesionales elegidos se les exige llevar a la entrevista los siguientes documentos:

Títulos de Medicina y de la Especialidad por la cual se van a presentar.

Curriculum Vitae en inglés, haciendo hincapié en las habilidades médicas.

Fotocopia del Carnet de Identidad.

Fotocopia del Carnet Profesional.

Una foto de cualquier formato.

“Se adjunta el plan de transportación por categorías y provincias. Debemos tomar todas las medidas para cumplir con dicha tarea de máxima prioridad”, concluye el documento que circula por correo electrónico, firmado por Ovidio L. Alba Betancourt, jefe de Departamento SMC (Servicios Médicos de Cuba) de la Unidad Central de Cooperación Médica (UCCM).

Este año, médicos cubanos viajaron a Chicago para participar en un programa de asistencia médica en comunidades vulnerables y de limitados recursos en esa ciudad, como parte de una colaboraciٕón que durará cerca de un año. Los medicos cubanos se centrarán en la atención materno infantil y la detección y prevención del cancer.

Del 14 al 17 de agosto, especialistas de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAS) en colaboración con la Academia de Ciencias de Cuba participaron en La Habana en un simposio binacional para discutir enfoques para el control de los vectores como el Aedes aegypti, y la transmisión de enfermedades como el dengue, el chikungunya y el virus del Zika.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN Cuba planea enviar brigada médica a EEUU para auxiliar a víctimas de huracán Harvey

Miguel Díaz-Canel, el vicepresidente de papel

•agosto 30, 2017 • 1 comentario

Miguel

Nació un 20 de abril del año 1960. Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, exprofesor universitario y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, es un “arquitecto”, de limitada inventiva y poco ingenio, un simple líder fabricado por necesidad política.

Por estos días se hizo viral un video realizado el pasado febrero, donde aparece este señor dirigente, arengando para una concurrencia partidista, al peor estilo estalinista. Pero lejos de la interpretación que algunos dieron a esta pésima actuación, es prudente saber que estas conductas son típicas en los dirigentes cubanos; defender el poder que no se tiene.

Hábil, con buena vista y mejor olfato, el primer vicepresidente, de la Mayor de las Antillas, derrocha bravuconería contra lo que calificó de “una avalancha de propuestas y proyectos de contenido subversivo”, entre los que menciona la colección de material digital que se distribuye en la isla de manera informal y todos conocen como El Paquete Semanal, ciertos negocios particulares que hacen referencia a los años 50, e incluso promete el cierre de la revista digital OnCuba.

La Historia tomará nota de este deplorable proceder, y no precisamente para enaltecerlo. Esto me recuerda el pegajoso estribillo de una canción del cantautor español Joaquín Sabina que dice: “Para mentiras, las de la realidad. Prometes todo, pero nada se da”…

Entiendo que las personas astutas se aprovechan de la ignorancia ajena, los estudiosos opinan, y los tertulianos hablan; pero si el video en cuestión fue realizado en febrero, y a esta alturas de septiembre la revista OnCuba sigue en Cuba, y los muchachos del Paquete continúan repartiendo material audiovisual, el poder de Díaz-Canel, primer vicepresidente de un país dictatorial, resulta más cuestionable que el título de estilista del peluquero de Kim Jong-un.

Qué pena por Díaz-Canel, que se manifiesta imponente, como un galeón español navegando a toda vela, y lo que muestra es ser aprendiz de marioneta. Simulando olvidar que en la isla el poder, por el momento, lo tiene el Partido.

Claro lo dejó saber el segundo secretario del PCC, el doctor José Ramón Machado Ventura, cuando por simples problemas personales con la familia, decidió no autorizar la legalización en la isla de la Fundación Che Guevara, y hasta la fecha, el edificio que otrora fuera vivienda del difunto guerrillero, no es más que un centro de estudio alegal. Igual ocurrió, cuando bajo la justificación de promover tendencias proclives al modo de vida capitalista, se lanzó contra la fundación del conocido cantautor cubano Pablo Milanés, y también le pasó la tranca.

Habrá que mantenerse a la espera, observando los hechos, antes de sacar conclusiones sobre el futuro de Cuba, que no estará precisamente en quién se lleve la corona sino en quien se apodere del cetro y pueda conquistar el trono.

Lo cierto es que, cuando apenas faltan 5 meses para el gran día de febrero del año 2018, aún no existe “sucesor real del poder”.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN: Miguel Díaz-Canel, el vicepresidente de papel

Cuba prepara envío masivo de trabajadores de la salud a Venezuela

•agosto 29, 2017 • Dejar un comentario

Medicos 3

La crisis en Venezuela ha generado la movilización del mayor número de “colaboradores” cubanos del sector de la salud jamás registrado en la historia, algunos de ellos comprometidos a participar en los ejercicios militares convocados por el presidente Nicolás Maduro.

Mientras el presidente Nicolás Maduro agita las fuerzas internas con escaramuzas militares contra las amenazas de Estados Unidos y bloquea la señal de dos emblemáticas televisoras, Venezuela recibe con particular discreción una cifra sin precedentes de trabajadores de la salud cubanos, que incluyen tanto médicos como otros profesionales vinculados a ese sector, según reportes obtenidos por Martí Noticias.

Desde las 7 de la mañana del pasado 17 de agosto hasta la fecha, la Unidad Central de Cooperación Médica (UCCM), en La Habana, gestiona de forma acelerada el viaje de un ejército de batas blancas, listos a ejercer sus labores en Venezuela.

Actualmente hay unos 28,000 profesionales de la salud en Venezuela, pero la cifra pudiera aumentar aceleradamente en los próximos días.

En menos de 15 días, se han procesado más de 2.000 trabajadores de la salud cubanos, entre los que destacan enfermeros, médicos intensivistas y médicos para emergencias que proceden del sistema de salud de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) cubanas. Un acto que, para algunos, parece ser el envés de la ayuda humanitaria.

Los colaboradores provienen de todas las provincias del país, aunque el centro de procesamiento está en La Habana.

“Sean de las FAR o no, los trabajadores cubanos de la salud que la UCCM ha enviado a Venezuela, no es un partido político y no ocupan puestos de dirección en ninguna de las esferas de la vida sociopolítica venezolana”, dijo a Martí Noticias una fuente del sector médico cubano.

El informante dijo que todos salen como médicos, enfermeros o gente asociada a la salud, “dispuestos a brindar asistencia médica de excelencia y atender a los pacientes con el mismo respeto y amor que aprendieron en la escuela”.

“Las armas matan, la medicina abre un camino que no tiene marcha atrás”, agregó la fuente.

Sin embargo, llama la atención que según un documento distribuido desde el pasado 21 de agosto, los facultativos procedentes de las FAR fueron citados, con carácter de obligatoriedad, y en calidad de subordinados, a formar parte del ejercicio militar Soberanía Bolivariana que comenzó en Macarao, el pasado 26 de agosto.

En un contexto como el que hoy se vive en Venezuela, nada puede camuflarse bajo una profesión que ocupa un importante espacio en la vida del país suramericano.

“En la UCCM tenemos la responsabilidad de garantizar el cumplimiento de los compromisos contraídos por el gobierno de Cuba en el campo de la colaboración médica internacional. Por eso, el hecho de que médicos cubanos, tramitados por UCCM, formen parte de este o de cualquier otro ejercicio militar, constituye una flagrante violación al convenio de paz y cooperación médica que para fortalecer el histórico lazo de amistad entre ambos pueblos, y trabajar en pos de promover y fomentar el progreso económico y social de los dos países con la integración de América Latina y el Caribe, firmaron el 30 de octubre de 2000 en Caracas el Comandante en Jefe Fidel Castro y el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías”, dijo el informante.

A continuación, se adjunta parte del documento mencionado:

Mail

La iniciativa privada y el ajuste de cuentas

•agosto 24, 2017 • 1 comentario

Starbien

En Cuba existe, es casi palpable, ese punto inexacto donde desaparece la buena intención. Esta vez les tocó el horror del cadalso a los propietarios del restaurant privado Starbien.

José Raúl Colomé, hijo del exministro del Interior Abelardo (Furry) Colomé Ibarra; y Osmani Cisneros, hijo del fallecido dirigente cubano Ángel (Angelito) Cisneros, a pesar de contar con sobrada experiencia en gastronomía y de haber logrado un ambiente acogedor en la citada instalación con exquisita comida y una excelente atención, cayeron bajo la mirada descuartizadora de Alejandro Castro Espín y su combinación de poder.

La apertura en Cuba de la economía a los negocios privados permitió el florecimiento de una ralea bien situada.

Durante los últimos años, hemos visto que los cuentapropistas han demostrado ser esa parte de la sociedad civil cubana que va mucho más adelante que cualquier partido político. Tiene un impacto social súper positivo, ayudan a la comunidad, generan empleo y la mezcla de ingenio emprendedor con propósitos magnetiza a la población, precisamente por todos esos méritos a su favor, siempre están bajo el ojo avizor de los recelosos del estatus quo del régimen. Sin embargo, las razones por las que habrían actuado en contra del restaurante Starbien no están muy claras.

La investigación, en manos de la fiscalía, no ha llegado a ninguna conclusión. Técnicamente no hay problemas ni se detectan indisciplinas en materia fiscal, no obstante, aun cuando no se habían encontrado violaciones justificantes de acciones legales, después de una charla insustancial se ordenó retirar los pasaportes a José Raúl Colomé, Osmani Cisneros y algunos familiares de ambos.

Ubicado en calle 29 # 205 entre B y C en el capitalino Vedado; Starbien ganó la preferencia de clientes nacionales y turistas internacionales por la inusual fusión de la delicadeza en el servicio y la innovadora calidad culinaria en medio del entorno habanero. Para muchos califica como uno de los mejores restaurantes de Cuba.

El móvil real de la medida del cierre de Starbien se pierde entre los rumores de súbditos leales al gobierno y fuentes que declinan expresar una opinión por temor a comprometerse; pero deja una huella que identifica este singular proceso como el eslabón perdido entre castigo, regaño y un buen pase de cuentas.

“Todos quieren la verdad, pero pocos aplican la sinceridad. Las sanciones en nuestro país siempre tienen dos aristas, la que se dice y la que se omite”, explica una fuente cercana a la investigación que se oculta bajo el seudónimo el misterioso.

“No es difícil deducir que esta suerte de condena sin juicio pasará por un acuerdo – explica el informador anónimo -, porque no tiene lógica legal. Ante un caso sin denuncias, queda claro que la medida de retirar los pasaportes y de revisar al detalle los ingresos del paladar, no es contra los propietarios ni empleados de “Starbien”, tampoco responde a un caso de corrupción ni a ninguna alteración de las normas establecidas para el sector restaurantero del cuentapropismo, los documentos fiscalizados por la ONAT dicen que no hay irregularidades. Entonces, a eso yo le llamo ajustar cuentas. La orden viene de arriba y es contra el general en retiro Abelardo Colomé Ibarra que, como todos sabemos, por enfermedad, y por ciertas incongruencias con el hermano menor del Agha, en octubre de 2015 fue obligado a renunciar del cargo de ministro y a su condición de miembro del Consejo de Estado”.

“No existe mejor forma para destrozar a un padre, que pisotear a un hijo – concluye el interlocutor –, es cuestión de semántica, como ordeñar una planta para sacar leche de soja”.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK, La iniciativa privada y el ajuste de cuentas

Cuba ignora crisis sanitaria para no espantar el turismo

•agosto 16, 2017 • Dejar un comentario

Holguin 1

Holguín, la provincia cubana que reporta el mayor incremento de casos diagnosticados con zika, dengue y conjuntivitis hemorrágica; pudiera experimentar un alza en el nivel de contagio con la llegada de viajeros que se espera visiten esa localidad durante los próximos carnavales programados del 17 al 20 de agosto.

El doctor Luis Arlet González, director provincial de Salud Pública; Julio Caballero, primer secretario del Partido Comunista en el municipio, y Julio César Estupiñán, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular (instancia local de gobierno), en más de una ocasión han hecho llamados de alerta sobre el peligro de celebrar carnavales en medio de esta epidemia; pero el primer secretario del partido Comunista en la provincia, durante la última reunión de organizaciones oficialistas, informó la decisión de no cancelar el jolgorio por temor a espantar el turismo.

“Parece mentira que con la cantidad de casos de zika, dengue y conjuntivitis que se reportan diariamente, se les ocurra celebrar fiestas. Al Partido, como siempre, solo le interesa el ingreso que reporta llenar las casi 5.400 habitaciones destinadas al turismo y se la juega sin pensar que al margen del sol y los 60 kilómetros de playa, el principal valor de esta ciudad radica en la acogida de sus habitantes y la belleza del pueblo. El turista busca comunicación, trato y esto, sin dudas, intensifica el contagio de lo que pronto se espere llegue a cifras de pandemia”, comenta un asustado médico residente del Hospital General Universitario “Vladimir Ilich Lenin” de esa localidad.

El gobierno recién liberó fondos para ejecutar lo que identifica como “Operación Salud”, que consiste en movilizar voluntarios para fumigar, incorporar personal dispuesto a localizar infectados y realizar llamados de alerta a la población a través de los medios locales; pero, pese al esfuerzo, los pacientes aumentan por día.

A las agencias de viajes que reciben las demandas de viajeros preocupados por la situación local, se les orientó no sugerir temor ni incertidumbre en el visitante llegado de allende. Las autoridades provinciales determinaron recluir a los pacientes evaluados como más contagiosos; pero al colapsar las salas de ingreso del Hospital Clínico Quirúrgico de Holguín “Lucía Iñiguez Landín”, se vieron obligados a habilitar la filial de enfermería para internar a los contaminados.

Los contagiados con conjuntivitis hemorrágica epidémica están siendo recluidos en aulas y albergues de la sede universitaria Celia Sánchez Manduley, antigua escuela de formación de trabajadores sociales, que ya anunció, dicho sea de paso, que el comienzo del próximo curso se posterga para el 20 de septiembre, o hasta nuevo aviso.

No obstante, ante la incomprensible disposición de proseguir con los preparativos del carnaval, y en los finales de las instalaciones para los festejos, en el Estadio provincial y las populares avenidas Los Álamos y Los Libertadores; las autoridades locales se dieron por satisfechos al conocer que el pasado 10 de agosto, desde La Habana se ordenó activar en la provincia el plan de protección y seguridad. Todas las unidades de infantería fueron acuarteladas, la fuerza aérea, antiaérea y la marina pasaron a fase de alerta. Pero como dice el refrán, la alegría dura poco en casa del pobre, tamaña movilización militar no fue debido a la epidemia sino a que el General Raúl Castro, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, estuvo de vacaciones durante este fin de semana en su paradisíaco refugio ubicado en Cayo Saetía, en el litoral norte del oriente cubano.

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK Cuba ignora crisis sanitaria para no espantar el turismo