Madre de ciudadana estadounidense presa en Cuba pide ayuda a Trump

•noviembre 16, 2017 • Dejar un comentario

Alina 1

La madre de una ciudadana estadounidense condenada en Cuba por espionaje está pidiendo al presidente Donald Trump que interceda para lograr la libertad de su hija y la traiga de vuelta antes de que sea demasiado tarde.

En una carta abierta titulada “Tráiganme a mi hija”, Alina Miyares Vallosera, de 89 años y residente en Miami Beach, solicita una investigación a fondo sobre lo ocurrido a su hija Alina López Miyares, sentenciada a 13 años de cárcel tras ser juzgada por un tribunal militar, el pasado 2 de octubre.

Alina 2

“El dolor es igual para el que sufre la pérdida de un hijo en la guerra o en cruel atentado. Me uno a la agonía de todas las madres que sienten como quema en las entrañas, y hoy más que tengo a mi hija Alina presa”, dice la misiva, obtenida por Martí Noticias.

Alina Miyares, de 59 años, cumple su sanción en la Prisión Occidental de Mujeres El Guatao”, conocida como Manto Negro, en la periferia oeste de La Habana. Allí recientemente se reportó la muerte de un reo por falta de asistencia médica.

“Le pido y suplico se interese en el caso de mi hija, que se investigue a fondo y que me la traigan antes de que sea un cadáver más”, manifestó Miyares. “En ese inhóspito lugar donde está confinada han muerto jóvenes por un ataque de asma sin atención médica”.

López Miyares es esposa del ex diplomático cubano Félix Martín Milanés, quien fue condenado en la misma causa a 16 años de prisión. Ambos han apelado ya sus respectivas sanciones ante los tribunales cubanos.

Martín Milanés, de 62 años, prestó servicios en el Ministerio del Interior desde 1977, y alcanzó rango de teniente coronel de la Dirección General de Inteligencia. Fue funcionario de la Misión Permanente de Cuba ante Naciones Unidas y permaneció en territorio de Estados Unidos entre 1989 y 1993.

Durante su estancia en Estados Unidos conoció a su esposa, López Miyares, quien por sus facilidades migratorias sirvió como enlace con los servicios especiales estadounidenses.

“Ella fue víctima del FBI y del gobierno cubano”, asegura en la carta Miyares y Vallosera.

López Miyares, maestra de profesión, abandonó Cuba con su familia en los Vuelos de la Libertad, en 1969, cuando ella tenía 8 años. Es maestro de profesión y alcanzó tres títulos de doctorado en universidades de Estados Unidos.

Durante el juicio celebrado contra el matrimonio, oficiales de la Inteligencia y la Contrainteligencia cubana intentaron demostrar que los acusados actuaron motivados por aportar los informes requeridos por los servicios especiales estadounidenses, y que interactuaron con agentes del (FBI y la CIA para entregarles nombres, teléfonos y otros datos que “pudieron poner en peligro la seguridad nacional del Estado Cubano”.

El gobierno de Estados Unidos ha manifestado que está al tanto del proceso seguido contra López Miyares, pero ha declinado ofrecer detalles alegando razones de privacidad.

La anciana asegura que durante el último año ha tenido que sufrir el ultraje de varias personas que, para referirse a ella la llaman despectivamente “la madre de la espía”, y enfrentar además el gasto económico que ocasiona vivir en Miami y tener a su hija presa en La Habana.

En su carta señala que las autoridades estadounidenses en la capital cubana no han podido darle apoyo consular porque “no podían ir por encima de las decisiones del gobierno cubano”.

Carta:

 

“Tráiganme a mi hija”

 

El dolor es igual para el que sufre la pérdida de un hijo en la guerra o en cruel atentado. Me uno a la agonía de todas las madres que sienten como quema eso en las entrañas, y hoy más que tengo a mi hija Alina presa.

La política en los EU, especialmente la de los cubanos, les impide hacer nada por alguien que lo necesite. En el caso de mi hija fue así; nadie pudo ayudarnos.

Cuando decidí ir a la Embajada de Estados Unidos en La Habana, obtuve la misma respuesta…no podían ir por encima de las decisiones del gobierno cubano. No permiten injerencia extranjera.

Al presidente de EEUU, Mr Trump, que prometió defender y proteger a todos los ciudadano-norteamericanos, le pido y suplico se interese en el caso de mi hija, que se investigue a fondo y que me la traigan de vuelta antes de que sea un cadáver más. En ese inhóspito lugar donde está confinada han muerto jóvenes por un ataque de asma sin atención médica.

Mi hija Alina López Mijares se casó hace 11 años con el Sr Félix Martín Milanés, pero nunca supo si estaba firmando su sentencia de vida o quizás de muerte.

Es graduada de la Universidad de New York, La Manhattan School of Music, como pianista, y de la Nova Southeastern University. Fue profesora en escuelas públicas de New York, y luego aquí en la Florida.

Ella fue víctima del FBI y del gobierno cubano. El FBI la obligaba a cooperar con datos, (no sé cuales), y luego el gobierno cubano se aprovechó de lo sucio que entre ambos sembraron.

Nosotros, sus padres, nunca supimos nada. Hace casi un año, 01/2017, por conveniencia del gobierno cubano la retienen en La Habana, la juzgan en un juicio militar, (ella nunca fue militar) y la condenan  a 13 años de privación de libertad.

Yo tengo 89 años y su papá 96, ambos somos dos ancianos enfermos que hemos tenido que sufrir toda la injuria, el dolor y la pena, además del gasto económico ya que somos dos pensionados.

Viviendo nosotros en Miami y estando ella presa en La Habana, yo, su madre, he tenido que viajar todos los meses y hasta dos veces en un mes  para verla, conocer de su estado de salud y llevarle comida. Y de la comida que logro pasar le roban gran parte.

Mi hija Alina llora con frecuencia y por tal motivo la fustigan. Ha estado enferma sin atención médica, sufre de frecuentes desmayos y tiene la presión arterial descontrolada. Ha perdido cerca de 85 libras. La llaman despectivamente “la Americana”.

Habrá personas escépticas que se pregunten ¿dónde estaba esta señora que no se había pronunciado hasta ahora? No señores, lo hice desde el principio, nunca he tenido miedo cuando se trata de un hijo. Pero a mi hija le dijeron… “no le digas nada a tu madre porque te puede perjudicar en el juicio…”

Hoy, hago pública esta carta, confiando llegar con mi súplica a lectores receptivos y almas caritativas.

 

Alina Miyares

Miami. Noviembre 11, 2017

 

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN Madre de ciudadana estadounidense presa en Cuba pide ayuda a Trump

Anuncios

Cuba troca proyecto cultural en negocio estatal

•noviembre 16, 2017 • Dejar un comentario

Galaxia1

Las autoridades cubanas decidieron cerrar un proyecto cultural privado que revolucionó las noches matanceras, pusieron a sus empleados a disposición de un tribunal, y luego han reabierto el local como discoteca estatal.

Ubicado en la calzada General Betancourt, en el residencial Peñas Altas, Matanzas; y bajo el slogan “Un universo por descubrir”, el moderno club Galaxia se convirtió en el proyecto cultural audiovisual de iniciativa privada más famoso entre los jóvenes de jugosa billetera.

Para disfrutar de sus espectáculos o noches temáticas, entre las que causaban furor las fiestas playa, brasileñas, hawaianas, gym party, fitness shows, o las atractivas “fiestas semáforo” (donde quien viste de verde es soltero, amarillo busca pareja, y rojo comprometido); había que reservar con antelación. Al club asistía más juventud de la capital que de la propia ciudad de Matanzas.

Las cosas en Cuba andan bien, hasta que un día marchan mal. Galaxia era un club concurrido hasta que dejó de ser un buque exitoso y se convirtió en el Titanic. El allanamiento y las detenciones se ejecutaron a mediados del pasado agosto, pero a principios de noviembre, las autoridades locales deciden reabrir el lugar usando los mismos equipos y mobiliario que antes. Sólo cambiaron el nombre, ahora se llama La Bella Atenas.

Galaxia2

“Para el consejo municipal, el club tenía una cultura de consumo de drogas y prácticas de proxenetismo que ni la Policía ni ninguno de sus empleados fue capaz de controlar; pero como el espacio que dejaba el club Galaxia constituía una parte esencial en los ingresos locales y en el paisaje cultural que la provincia destina al esparcimiento de la juventud, se decidió volver a abrir, cambiar el nombre para limpiar imagen y hacerlo funcionar como parte de la empresa estatal que opera los centros nocturnos y restaurantes de lujo”, asegura una funcionario partidista municipal que prefiere la prudencia, aludiendo que existe una fina barrera entre decir la verdad y el silencio forzoso.

“Los oficiales de la Unidad Anticorrupción del DTI (Departamento Técnico de Investigación) dijeron haber encontrado elementos que indican que en ese lugar se traficaba con drogas, se blanqueaba capital proveniente del extranjero y se acordaban actos sexuales remunerados, dirigidos, controlados y realizados en beneficio de los administradores”, advierten fuentes cercanas al caso que no logran explicar el por qué los dueños del lugar y la mayoría de los empleados, sin siquiera ser militares, fueron todos procesados por el Tribunal Militar Occidental de Matanzas.

Parte del rumor popular asegura que debido a la gravedad del caso y las evidencias recopiladas sobre la actividad ilegal que se producía en Galaxia, la fiscalía determinó que los actos constituían una amenaza para el bienestar y la seguridad de la zona; la otra parte del pregón asegura que todo el escándalo se trata de un sucio plan orquestado por alguien con influencias que quería cerrar el lugar para apropiarse de un negocio establecido. Las autoridades cubanas, para variar, no han dado ninguna versión.

Es oportuno recordar que durante la sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular [Parlamento Unicameral], celebrada el pasado 30 de mayo, el vicepresidente cubano Marino Murillo aseguró que en el nuevo modelo socialista de la isla “no se permitirá la concentración de la propiedad y la riqueza, aun cuando se promueva la existencia de formas privadas de gestión”.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN: Cuba troca proyecto cultural en negocio estatal

 

Cubanoamericana y su esposo apelan condena por espionaje a favor de EEUU

•noviembre 6, 2017 • 1 comentario

Sentencia

Un tribunal militar cubano notificó y entregó copia de la sentencia número 109 de 2017, causa 100/2017, contra una ciudadana estadounidense y su esposo, sancionados el pasado 2 de octubre en La Habana por el delito de espionaje.

El documento reitera la sentencia dictada por el Tribunal Militar Territorial Occidental, de 13 y 16 años, respectivamente, de privación de libertad para Alina López Miyares, ciudadana estadounidense, y su cónyuge, el ex teniente coronel y ex diplomático cubano, Félix Martín Milanés Fajardo.

Sentencia 2

Durante la vista, un juicio oral y privado que se realizó a puerta cerrada, oficiales de la Inteligencia y la Contrainteligencia cubana intentaron demostrar que los acusados actuaron motivados por aportar los informes requeridos por los servicios especiales norteamericanos, y que interactuaron con agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) y la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en territorio norteamericano, a los que entregaron nombres, teléfonos y otros datos que “pudieron poner en peligro la seguridad nacional del Estado Cubano”.

López Miyares, maestra de profesión, nació el 7 de agosto de 1958, en La Habana. Abandonó Cuba cuando tenía 8 años. Se educó en Estados Unidos, donde obtuvo tres doctorados.

El Teniente Coronel Félix Martín Milanés, nacido el 11 de noviembre de 1956, prestó servicio en el MININT desde 1977, específicamente como oficial en la Dirección General de Inteligencia, y pasó al servicio militar de la reserva en el año 2006.

Milanés fue funcionario de la Misión Permanente de la República de Cuba ante las Naciones Unidas, por lo que permaneció en territorio de Estados Unidos de América entre los años 1989 y 1993, período en el que conoció a su esposa, López Miyares, quien por sus facilidades migratorias sirvió como enlace con los servicios especiales norteamericanos.

Según el documento, el tribunal decidió hacer uso de “lo dispuesto en el artículo 37, apartados 1 y 2 del Código Penal, relativo a la sanción accesoria de privación de derechos, obligatoria en caso de sanciones privativas de libertad; confiscación de los bienes que sirvieron o estaban dispuestos a servir para la preparación del delito; más todo lo referido a la regulación de trámites migratorios a fin de garantizar el cumplimiento de las sanciones penales”.

De acuerdo con lo establecido en el artículo 58, apartado 1 de La Ley de Delitos Militares, los jueces, el Teniente Coronel Luis Ángel González Hernández, y los Mayores Yasser Estrada Guerrero, Carlos Martín Rojo Rivero, Iván Lázaro Mena Domínguez y Jesús Leonardo Estévez Pérez, resolvieron aclarar la sentencia dictada contra López Miyares y Milanés, agregando como otra sanción accesoria para este último, la privación de su grado militar, condecoraciones y títulos honoríficos.

Las partes ya han acordado apelar la condena.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN Cubanoamericana y su esposo apelan condena por espionaje a favor de EEUU

(Atención, imágenes fuertes) Hombre muere tras brutal golpiza en unidad policial de La Habana

•noviembre 2, 2017 • Dejar un comentario

Homicidio 1

Un hombre murió a causa de una golpiza propinada en el calabozo de una unidad policial en La Habana tras permanecer detenido tres días por acusaciones de su expareja, confirmaron a Martí Noticias fuentes desde la isla.

Erick Lacosta Ochotorena, de 34 años, falleció el pasado 20 de octubre en la 2da Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), ubicada en la calle Zanja, en el municipio Centro Habana. El hombre había sido detenido el 17 de octubre luego de una denuncia hecha por su expareja por el supuesto secuetro de la hija menor de ambos.

Homicidio 2

Según apuntes para el informe preliminar de la autopsia, se trata de un homicidio en el que como causa de muerte se diagnosticó una “hemorragia producida por traumatismos graves”, dijo una fuente que tuvo acceso al documento.

Martí Noticias contactó telefónicamente a la 2da Unidad de la PNR en La Habana. El oficial de guardia que contestó la llamada sugirió presencia en el lugar para responder sobre el caso, pero luego colgó el teléfono. Los intentos posteriosres fueron infructuosos.

Homicidio 3

“Erick era divorciado. La semana pasada, su hija, menor de edad, se fue del hogar de su madre y se refugió en casa del padre [Erick]. La madre se molestó, fue a la estación de policía y denunció el caso, alegando que Erick era una persona peligrosa”, relató Daniel Arencibia Téllez, amigo de la víctima.

De acuerdo con Arencibia, la policia tomó acción inmediata, y el 17 de octubre encontraron a la niña. En el mismo operativo hicieron un registro en la vivienda de Erick y no encontraron vestigios de peligro, pero de todas formas se lo llevaron detenido.

“Se lo llevaron para la unidad de Zanja y, un par de días después [20 de octubre] apareció muerto en el calabozo”, agregó el testimoniante.

Arencibia dice que el Teniente Coronel Bombino, jefe de la Unidad de Zanja, asegura que la muerte de Erick fue el resultado de una riña con otro reo, pero esa versión se contradice con el hecho de que aún no aparece el supuesto preso que lo golpeó hasta causarle la muerte.

Homicidio 4

Lacosta Ochotorena vivió siempre en el municipio Centro Habana. Trabajó como custodio en la Escuela Secundaria 26 de Julio, ubicada en la calle Escobar entre Zanja y San Martín, y luego en una carpintería dentro de la misma zona.

El cuerpo de Erick no fue velado en la funeraria de su municipio de residencia, como corresponde a quienes viven en Centro Habana, sino bajo presencia policial en la Funeraria Rivero, en Calzada y K, en el Vedado.

Homicidio 6

Varios mensajes enviados por Marti Noticias a Ernesto Ochotorena, padre de Erick y residente en Florida, EEUU, no fueron respondidos hasta el momento de la publicación de esta nota.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL. CLICK EN Hombre muere tras brutal golpiza en unidad policial de La Habana

Los cubanos entre aperturas y cierres

•noviembre 1, 2017 • 1 comentario

Banderas

A partir de este noviembre, los cubanos podrán tramitar en terceros países el visado para viajar a Estados Unidos. La solicitud para visa de inmigrante se realizará en el consulado de Estados Unidos en Bogotá, y la visa de no inmigrante en cualquier embajada estadounidense, fuera del territorio cubano.

La medida, tomada como respuesta a los ataques sónicos y que de alguna manera tiene como objetivo presionar al gobierno cubano con el retiro de una gran parte del personal de la embajada estadounidense en Cuba, más el cierre de ciertos servicios consulares, afectará a funcionarios norteamericanos que incrementarán su trabajo, y a la familia cubana que verán duplicar sus gastos e inconveniencias de viaje. Pero no causará molestias a la cúpula castrista que, dicho sea de paso, hace apenas unos días anunció un contraataque marrullero de viso efectista con golpe de efecto.

Un convenio firmado el 4 de noviembre de 1994 por su excelencia, el señor Rodrigo Pardo García-Peña, exministro de Relaciones Exteriores de la República de Colombia, facilita exención de visado por tiempo indeterminado para aquellos cubanos que tengan pasaporte diplomático.

El acuerdo, ratificado el 27 de octubre del mismo año por el excanciller cubano Roberto Robaina, explica además que los ciudadanos, titulares de pasaportes oficiales, estarán igual dispensados para entrar a Colombia, de paso o para permanecer en el país hasta por seis (6) meses.

Similar protocolo mantiene el gobierno de Cuba con Belice, Bolivia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Guyana, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Suriname y otros 66 países.

Y es normal. Según tratados internacionales, los pasaportes diplomáticos y oficiales solo deben ser expedidos a las personas que lo requieran por asuntos de índole oficial en su viaje al extranjero. Pero lo que al parecer ignoran los asesores del gobierno de Estados Unidos, es que el Ministerio del Interior (MININT), el de Relaciones Exteriores (MINREX) y un grupo de leyes migratorias que han sido muy bien diseñadas por el gobierno de la República de Cuba, dilatan el uso de este tipo de documentación a un grupo mucho más amplio.

El decreto 26/78, por el cual se regula en Cuba el uso y expedición de pasaportes, autoriza la posesión de pasaporte diplomático a Miembros del Buró Político y del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba; Miembros del Comité Central del Partido Comunista de Cuba; jefes y vicejefes de departamentos, jefes de secciones y funcionarios del Comité Central del Partido Comunista de Cuba; miembros del Consejo de Estado; diputados a la Asamblea Nacional; integrantes del Consejo de Ministros; presidentes de Organismos de la administración Central del Estado que no formen parte del Consejo de Ministros; secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba; presidente y vicepresidente del Tribunal Supremo Popular; fiscal general de la República; vicefiscales de la Fiscalía General de la República; Jueces del Tribunal Supremo Popular; primeros secretarios de los Comités Provinciales del Partido Comunista de Cuba; presidentes de las Asambleas Provinciales del Poder Popular; vicepresidentes y viceministros de los Organismos de la Administración Central del Estado; funcionarios diplomáticos y consulares de la República, consejeros y agregados comerciales, económicos, culturales, de prensa, militares, aéreos y navales; funcionarios del ministerio de Relaciones Exteriores y Correos Diplomáticos; Jefes de Departamentos de la Asamblea Nacional del Poder Popular, del Consejo de Ministros y su Comité Ejecutivo; asesores de los vicepresidentes del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros; asesores y funcionarios del Consejo de Estado, Consejo de Ministros y de su Comité Ejecutivo, así como de sus respectivas Secretarías; Jefes de Dirección del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Ministerio del Interior; Jefes de Dirección del Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera y del Banco Central de Cuba; Delegados a Congresos o Conferencias Internacionales, intergubernamentales o de carácter diplomático, y cuantos otros funcionarios del Partido Comunista de Cuba, del Estado y del Gobierno el Ministro de Relaciones Exteriores estime conveniente y necesario para el cabal cumplimiento de las misiones encomendadas; y, muy especialmente, familiares de las personas relacionadas anteriormente. Otro grupo más extenso es autorizado a viajar con pasaporte oficial, aun cuando el viaje no responda a ningún asunto gubernamental.

Ahora bien, si la intención norteamericana, además de proteger al personal consular destinado en la embajada de La Habana, busca incentivar el descontento popular en la isla, siento decir que los asesores, al menos en el tema Cuba, están más confundidos que Don Quijote en un parque eólico. La aprobación popular hacia el gobierno de Cuba acaba de anotarse un tanto, con la decisión oficial, ya publicada, de eliminar la “habilitación” del pasaporte para los viajes a Cuba de los emigrados cubanos; autorizar la entrada y salida a Cuba de ciudadanos cubanos residentes en el exterior en embarcaciones de recreo; permitir la entrada a Cuba de los ciudadanos cubanos que salieron ilegalmente del país; y facilitar el trámite para que los hijos de cubanos residentes en el exterior, nacidos en el extranjero, puedan obtener la ciudadanía cubana y el documento de identidad. Medida que, dicho sea de paso, tiene una clara intención de ocasión y algo de teatral para mostrar la cara “integracional” y conciliadora del gobierno. No por gusto se anunció justo en el momento en que los países miembros de las Naciones Unidas (ONU) se preparan nuevamente para votar a favor o en contra del Embargo.

La idea de Cuba como siempre tiene un propósito económico, político y busca incitar el pulso exiliado-emigrante; pero esta vez tiene un añadido socarrón; derogada la infame habilitación, más familia, añoranza y pasajes con precios asequibles hacen un convoyado infalible. A partir del próximo 1ro de enero, en lugar de salir a gastar la noche del sábado en Miami, resultará más barato pasar el fin de semana en La Habana.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN Los cubanos entre aperturas y cierres

Donde las influencias están por encima de la ley

•octubre 25, 2017 • Dejar un comentario

Presionado por las influencias y bajo el amparo del mando superior, un tribunal cubano impuso pena de prisión a un joven trabajador por cuenta propia que obrando en legitima defensa causó lesiones leves al hijo de una reconocida figura del deporte cubano, Ariel Osvaldo Pestano.

El pasado 1 de julio, Renny Ferrer Suárez, de 31 años de edad, sin antecedentes políticos ni penales, e hijo de una profesora de matemáticas, se entregó espontáneamente a las autoridades en la localidad de Caibarién [municipio costero del centro de la isla], luego de haber tenido un altercado con Ariel Pestano Jr. y un amigo, que lo agredieron. La reacción de Ferrer Suárez le causó lesiones leves al hijo de la estrella beisbolera cubana.

“Nadie lo fue a detener, él se presentó en la unidad de la policía local y después de tomarle declaraciones, lo soltaron; pero el receptor estelar del equipo Cuba y diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento cubano) [padre del lesionado], movió las influencias que sobrepasaron las fronteras de este pueblo tan chiquito. Habló con el nieto de Raúl Castro en La Habana y sin que nadie lo esperara, apareció una contraorden que terminó encarcelando a Ferrer por 49 días hasta el día del juicio”, explica Leonardo Rodríguez residente del poblado de Camajuaní.

Durante el tiempo que Ferrer Suárez estuvo detenido, su familia fue acosada, amenazada y hasta les apedrearon la casa.

Ferrer advierte que las personas que lo acosan hacen uso del prestigio que tiene Ariel Pestano en la zona. Varios miembros de la Policía, abogados que conocen el caso y hasta el teniente coronel Soto, delegado del MININT en Caibarién, saben que con Renny hay encarne y saña, pero no pueden actuar contra el poder de Pestano y su poderoso amigo de La Habana.

“María del Carmen, la madre de Renny, está aterrada, es una persona que mantiene una conducta intachable y, como trabajadora, no existe la menor queja; es una maestra abnegada que se quedó a luchar contra viento y marea, enfrentando períodos difíciles como el éxodo masivo de los trabajadores en el sector de la educación. Este es un pueblo pequeño, todo el mundo se conoce y todos sabemos que Renny es un muchacho tranquilo, que trabajaba como cuantapropista en el gremio de los zapateros. Pero la familia Pestano son unos jactanciosos que funcionan como caciques modernos. Aquí en Camajuaní, como en cualquier otro pueblo pequeño, ser pelotero del equipo nacional es más que ser alcalde”, agrega la fuente.

El juicio de la causa 42/17 se celebró el pasado 6 de septiembre en el tribunal municipal de San Juan de los Remedios, en la provincia Villa Clara. Asistió la familia Pestano; pero el muchacho que estaba junto al presunto agredido cuando tuvo lugar el altercado, no se presentó a la vista. En su lugar, la parte fiscal presentó un par de falsos testigos que fueron desestimados porque el juez no pudo ocultar que no conocían al acusado y que el testimonio dado estuvo plagado de incoherencias. No obstante, Renny Ferrer Sánchez, fue sancionado a cumplir un año de privación de libertad con internamiento, con la sanción accesoria de restricción para visitar la playa de Caibarién por tres años.

“Me negaron la apelación, presenté una denuncia por acoso, pero no la tuvieron en cuenta. Estoy preparado para cumplir el año de prisión, pero también estoy dispuesto a denunciar lo sucedido. No solo para hacer justicia, también para que a nadie más le suceda lo que me está pasando a mí”, concluyó el joven Renny Ferrer en conversación telefónica.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN Ariel Pestano, el receptor estelar del equipo Cuba y diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento cubano), mueve sus influencias

Los cubanos se alimentan con los huevos más caros del mundo

•octubre 20, 2017 • Dejar un comentario

Huevos

La falta de planificación del Ministerio de Agricultura ha sido el principal detonante para que centenares de granjas de gallinas ponedoras hayan generado la crisis que hoy padecen los cubanos por la ausencia y el encarecimiento de un alimento tan socorrido

La baja producción de huevos, ocasionada porque las gallinas padecen estrés postraumático, así como la necesidad de importar clandestinamente este alimento esencial desde el balneario de Cancún, en México hasta La Habana, podría parecer el argumento inventado por cualquier cineasta para el guion de una película de ficción, pero no, se trata de noticias reales, llegadas desde la isla.

Resulta, que mientras el noticiero nacional de la televisión cubana y los informativos provinciales, exhiben reiteradas imágenes donde algunos productores en asamblea debaten los pasos a seguir para rescatar la producción de huevos, y atribuyen la escasez del producto a la indisposición de las aves, además de a la rotura de más de 615 naves avícolas tras el paso de Irma; la falta de planificación del Ministerio de Agricultura de Cuba, continúa siendo el principal detonante para que centenares de granjas de gallinas ponedoras hayan generado la crisis que hoy padecen los cubanos por la inexistencia de ese alimento tan socorrido en la mesa de los de a pie.

Una nota publicada el pasado 1 de octubre en el periódico Juventud Rebelde (vocero oficial de la juventud comunista cubana) anuncia que como medida de emergencia para suplir las necesidades del pueblo, el gobierno venderá “más de un millón de huevos, a cinco por consumidor, a un precio de 1,10 pesos por unidad”.

Desconozco la psicología de las aves; pero resulta disparatado que dentro de la fauna cubana, las gallinas del Estado sean las únicas estresadas. Los campesinos privados están, según el refranero español, “haciendo su agosto”, al vender pequeñas producciones de huevo a 4 pesos la postura.

El origen de esta crisis que, no es la primera y sospecho tampoco será la última, no se encuentra en la tensión, la angustia o la depresión aviar, sino en otros elementos que afectan la producción del más popular de todos los alimentos que conforman la dieta esencial y la canasta básica cubana.

El ciclón no es el culpable, la industria avícola en Cuba ha tenido un desarrollo continuo y aceptable, cuenta con buen pie de cría, fundamentalmente en ponedoras, y ha logrado una producción por ave de 280 huevos por año, con una conversión de 1.45 Kg. por decena de huevos producidos; pero al no respetar el espacio vital de estos animales, más la poca disponibilidad y calidad del agua, provocan la incidencia de prolapsos; y la falta de alimentación adecuada hace que las ponedoras adquieran el vicio de picarse las plumas unas a otras, molestando a sus compañeras de gallineros especialmente en ocasión de encontrarse en los nidales. Todo esto repercute de forma muy negativa en el resultado productivo.

La crisis de huevo en la isla no es de pronta solución, y afecta también a los trabajadores por cuenta propia del gremio de los restaurantes que viven entre el afán de ocultación, la necesidad de transar y el frenesí del mercado.

“Tenemos un socio dulcero que nos abastece de flan, natilla, pudín, tartas y otros postres que ofertamos en el restaurante; pero no vende porque si la policía lo agarra en la calle con cualquier producto que en su receta contenga huevo, lo detienen y le abren un proceso por receptación”, explica el propietario de un pequeño paladar (restaurant) de iniciativa privada.

Pero ese reducido grupo de dueños de restaurantes que cautos y sagaces, han sabido escalar de clase y romper, a ojos vista, aunque de manera invisible, la estética igualitaria impuesta por la Revolución, se las arreglan buscando armonía en la contradicción, idearon la solución (bastante cara, por cierto) de viajar en grupo e importar, sin permiso de importación, cartones de huevos que van como carga acompañante de Cancún a La Habana. No hay dudas, a André Breton (autor del Manifiesto del Surrealismo), le faltó imaginación.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN Los cubanos se alimentan con los huevos más caros del mundo