Carta llegada desde la prision. 3 jovenes piden ayuda.

         

                                                                                                                                                    15-04-10

Señor hago llegar esta carta a usted que se que defiende los derechos humanos. Que vea la injusticia que se quiere cometer con nosotros. Somos 3 personas y estos son nuestros nombres:

Cristóbal Rodríguez  Contreras

Diógenes Concesión Méndez

Yosbany  Rodríguez.

Todos somos ciudadanos cubanos residentes en los Estados Unidos.

Nosotros cuando estábamos en EUA fuimos a la embajada de cuba para que nos dieran visa pues tenemos familias enfermas y la madre de Diógenes con cáncer pues bien nos la denegaron fuimos a México la embajada mejicana hablo con la cubana y la respuesta fue que regresáramos en lo mismo que salimos y así lo hicimos. Al llegar a Cuba se nos acusa de trafico de persona estuvimos unos días en huelga de hambre y nos quitaron el trafico ahora quieren condenarnos por entrada ilegal al país pero si ellos mismos nos obligaron a venir de esa forma y además somos ciudadanos cubanos por que se nos quiere acusar de entrar a mi país donde nací y por qué se nos prohíbe ver a nuestras familias que están enfermos, nosotros de no ser por nuestras familias jamás hubiéramos venido a Cuba porque sabemos que no hay respeto por los derechos humanos, le digo esto porque al saber quién es usted quizás pueda ayudarnos contando todo esto a cualquier medio de difusión y sobre todo en la radio Martí para que todos conozcan que el gobierno de Cuba no tiene respeto por el pueblo ni por nada.

Además hay muchas personas que en el caso igual al de nosotros fueron puestas en libertad porque a nosotros no. Las cárceles de Cuba están llenas y muchos duermen en el piso como es en el caso de aquí de Melena del Sur parece que eso es lo quiere el gobierno de Cuba.

Le digo todo esto porque parece que ya es capricho querer que nos sancionen y no entiendo porque, porque según la declaración universal de Derechos Humanos todo hombre tiene derecho de salir y entrar libremente de su país, inclusive la seguridad del estado ha soltado a los que han cogido por entrada ilegal a los meses y nosotros llevamos 9 meses, pienso están cometiendo una injusticia con nosotros y hemos decidido entrar en huelga de hambre otra vez pero ahora o nos sueltan o nos morimos.

Muchas Gracias esperando su ayuda

(Cristóbal) (Diógenes) (Yosbany)

Anuncios

~ por Juan Juan Almeida en mayo 4, 2010.

9 comentarios to “Carta llegada desde la prision. 3 jovenes piden ayuda.”

  1. Bravo JUAN ,, denencia todo lo uque aparezca,,, yo aca por aca lo moi,,, pero cuidate,, se te quier e de veras

  2. Bueno, bueno, primero lamento la situación en que han caído, mejor dicho en que se han metido, porque si salieron de la isla de forma ilegal (generalmente es casi la única manera de salir) y entraron de esa misma manera, pues está claro que no los iban a dejar pasearse así como así. ¿Pero de que van por el mundo ustedes? ¿Acaso no conocían cómo era el régimen de los Castros? Me sorprende que sabiendo y conociendo al gobierno de la isla, se lancen en tremebunda aventura. Porque es una aventura y una falta de seso el haber dado un paso así de irresponsable. ¿Pero dónde nacieron ustedes? En Cuba se mete en la cárcel a cualquiera por el simple hecho de decir algo en contra del régimen, en Cuba se castiga a los que se quedan en el extranjero, en Cuba si te quedaste fuera pierdes todos los derechos de ciudadano (es el único país que lo hace), en Cuba no hay derechos humanos, en Cuba hay represión y a pesar de todo esto ustedes tres estando fuera decidieron volver en una balsa ¡Coño, de verdad que se la comieron! ¿Qué quieren demostrar? ¿Lo que todos sabemos? Pues sí, lo sabemos y de sobra y quizá mucho antes de que ustedes tres nacieran.
    Repito, lamento, me da lastima que estén en esa situación, por causas que van desde la inmadurez hasta la ilegalidad del régimen de la isla, pero que no se olvide, cualquier sociedad (democrática o no) se rige por leyes y violar alguna de esas leyes es exponerse a una respuesta. Les pongo por ejemplo, que ahora los liberen en la isla, y cansados del régimen vuelvan a EE.UU en otra balsa, no crean que los van a recibir con los brazos abiertos, van de cabeza a una cárcel preventiva por violar la frontera y entrar en el país ilegalmente. Por favor, abran los ojos y pongan los pies en la tierra. Recuerden que los opositores del régimen dentro de la isla tienen que andar con pie de plomo para no violar una ley que los lleve a la cárcel no como presos políticos sino como delincuentes, en la isla hay mil ejemplos. Por favor, más madurez y menos infantilismo, así no se derroca una dictadura. Disculpen, pero apoyar a unos que al cabo de un tiempo van a actuar por impulsos tan nimios, pues no. Lo lamento, pero no, no apoyo.

    • Nunca he tomado partido en las historias que publico. Pero esta vez, los que deben defenderse están presos y desde allí, por razones conocidas, no creo que puedan contestar.
      Mire usted, amigo Lacis, yo respeto su opinión, y en muchos puntos la comparto. Es cierto, los muchachos que hoy son reos violaron la ley migratoria (al salir y al entrar de forma ilegal); pero esto sólo es el arroz, el pollo del arroz con pollo – y así lo quiero ver yo -, es que, según leí en esta carta que me llegó de la prisión, los jóvenes primero intentaron usar vías que, aunque impuestas, injustas y arbitrarias; son legales.
      Es penoso que siendo cubanos, y teniendo a su madre enferma de Cáncer, tuvieran que acudir desesperados a la oficina de intereses cubana para solicitar un permiso para entrar en su propio país. Fue vergonzoso que en dicha sede consular se les negara la entrada. Pero es penoso, vergonzoso, e ilegal, que fuera precisamente desde una oficina diplomática de donde hayan recibido la incitación a violar la ley. Pues, según leí en la carta que valga la redundancia me llegó desde la prisión, de esa misma embajada le contestaron que “entraran a Cuba de la misma manera en que salieron”.
      Amigo, eso es incitación al delito y constituye otro delito, pero más delito es que la llamada incitación vino de quien debe hacer cumplir la ley.
      No juzgo; pero ahora le pregunto, ¿qué cree usted que debieron haber hecho esos muchachos?, ¿olvidar su madre enferma?, ¿esperar pacientemente hasta que “un buen día” alguien se digne a quitar la lei o les quite su denegación de entrada, ¿olvidar que existen los derechos?, ¿aceptar que el gobierno, sea dictatorial o no, les permita entrar o salir a su país por una regulación que sí es una voluntad personal o capricho individual?, ¿sentarse a ver televisión sobre un cómodo sillón sabiendo que algún vecino, amigo, tío, hermano o amigo de algún amigo perdió la vida en el mar por culpa de esa misma ley?
      Usted disculpe, mi amigo, yo no incito a violar la ley; pero al menos, en este caso, respeto muchísimo eso a lo que usted tan fácilmente pudo llamar INFANTILISMO.
      Juan Juan

      • Hola, Juan Juan, es que nuestra Cuba es mucha Cuba y abarca muchísimo más de lo que podamos escribir. Igual digo yo, concuerdo con mucho de lo que la carta dice y lo que usted me responde, no hay contradicción ni enfrentamiento.
        Es cierto es un arroz con pollo, amén de las especies y condimentos que se usen y esto es lo que desconozco y me pone sobre aviso en cuanto a estos tres jóvenes. No creo tampoco que hayan actuado así simplemente porque fue lo que les dijeron en la sede consular, porque nadie se lanza por la venta al vacío de un décimo piso debido a que otra persona se lo haya dicho, al menos que tenga problemas mentales. El hecho de regresar a la isla, después de haber salido de ella, ambas, entrada y salida de manera ilegal, es un acto infantil y no es ofensa ni menosprecio, lo repito. Quizá por la juventud de ellos, la inexperiencia, la in-adaptación en EE.UU o ese motivo que ellos mencionan, que sin dar muchos detalles damos por verídico, pero como mínimo tenían que pensar en las consecuencias de sus pasos y más si se sabe y conoce bien con quien y con qué se está jugando.
        Lo que usted menciona lo conozco en carne propia, soy emigrante, castigado a no entrar en la isla durante ocho años, obligado a pedir permiso y visa, a pagar por entrar a la isla que a la vez es mi país, obligado a que se me trate como traidor, vende-patria y “gusano” por el simple hecho de haberme quedado en otro país. Yo sé de lo que me cuenta, mi familia está allá y pasó mil sufrimientos con sólo saber que mi madre puede tener un simple resfriado, pero hay que tener cordura y saber que estando fuera puedo ayudar más que dentro. ¿Por qué estos jóvenes, conociendo la situación, no optaron por ayudar a su madre desde donde estaban en lugar de darles tremendo disgusto a ella? He aquí, amigo, lo que no comprendo, no quiero decir mucho sobre lo que pienso de estos tres jóvenes o reos, como los llama usted, para no caer en difamación. Lo digo, desconozco -y creo que usted igual desconoce- muchos de los detalles que van de trasfondo en esta carta y en cuanto a ellos tres se refiere. Lamento lo que le ha pasado, lo lamento mucho porque sé que es duro pero con esa acción ellos simple y llanamente han echado leña al fuego, ¡bonita manera para apagar el fuego!
        Me gustaría creer a estos jóvenes, creer que esa carta es sincera y dice cosa verídicas, quisiera creer que el motivo de tan descabellada acción fue el que ellos han escrito, pero no la vida me ha enseñado a creer en cosas reales y palpables o demostrables, por el momento, amigo, tenemos una carta delante escrita por tres personas que no conocemos y cuyos detalles igual ignoramos. Sólo hay un hecho real, ellos están en la cárcel por algo tanto absurdo como el regresar a su país.
        Dar una solución -arriba di una- es inútil porque estamos hablando de un hecho consumado y más que pueden haber mil opiniones y soluciones, un de ellas, ellos la han usado con el resultado que ya conocemos. ¿Qué hacer? La respuesta no sale, no sale porque desde que nací -allá en 1961- nada o poco ha cambiado en la isla. ¿Qué hacer es el dilema de los cubanos, tanto los de adentro como los de afuera. El qué hacer se debate entre lo abstracto a lo ilógico pasando por lo real, Cuba es un dilema, Cuba dividida y multiplicada, la Cuba que fue y no es…Juan Juan, pero ¿qué hacer?, no me responda, es una pregunta retórica. Un saludo y mis respetos, no quise ofender ni menospreciar a nadie, sólo comentaba lo que me hervía por dentro.

  3. Yo creo que sin perder mas tiempo, como dice juanjuan, el pollo del arroz con pollo son las “leyes” arbitrarias y opresoras del gobierno de cuba que falta totalmente al respeto al pueblo cubano. Como estos ejemplos hay miles, es bueno que se expongan en este blog para abrir los ojos de la parte del mundo que todavia esta cegada. Hay otro blog que no recuerdo el nombre que trata este tema tambien de asuntos, o mejor dicho abusos, migratorios. Alli lei el caso de adrian leyva, creo es su nombre, similar al que nos ocupa pero con desenlace fatal con su muerte, en situaciones desconocidas aun y bastante turbias, al tratar de entrar por medios propios a la isla. Son demasiados annos ya aguantando que alguien en abstracto y omnipotente domine nuestros destinos, hasta cuando tendremos que aguantar esto?

    • Pues claro Yusimi. Si todos, y cada uno de nosotros, escribiera una carta dirigida a la Asamblea nacional, le seguro que esa ley cambiaría, o la haríamos cambiar.

  4. A ver, mi amigo Ariguanabense: Si pusiera en duda todo, no defendería nada.
    Pero está bien, tiene razón, acepto que ni usted ni yo conocemos los autores de esta carta que publiqué, y salió de la prisión. Verifiqué, por supuesto, lo que pude verificar. No hay dudas, están presos. Con eso a mí me bastó porque dudo que estando presos, en “Cuba”, se les ocurra mentir o inventar algo en su carta, pidiendo que la publicaran, porque entonces – y en esto estaremos de acuerdo -, los muchachos no serían presos sino suicidas.
    Y la respuesta un tanto irracional, o infantil, pues ya veo que le gusta el término; tampoco la puedo juzgar. Amigo, yo vivo en Cuba, en La Habana, en Nuevo Vedado, muy cerca de la avenida 26 y del conocido cine Acapulco; tengo mi familia fuera; mi hija, mi esposa, en fin… Le juro que un montón de días me levanto con deseos de poder salir volando, nadando, o sobre el lomo de un tiburón.
    No soy un tipo negativo ni pesimista, creo que las leyes cambian, y cambiarán. ¿Cuándo? Cuando los diputados a la Asamblea Nacional (Parlamento cubano) sientan lo que siente usted cuando se levanta con deseos de abrazar a su mamá y sabe que existe una ley que se lo impedirá y lo hará salir a pedir un permiso para entrar. Permiso que, no olvidemos, “alguien” le puede negar.
    Ese día cambiarán, o cuando cien muchachos mas entren de forma ilegal.
    Las leyes cambian, hermano, siempre que un haya un grupo creciente de ciudadanos que las cuestione, o las presione.
    Por cierto, si lo de Ariguanabense tiene alguna relación con algún escondido amor por San Antonio de los Baños, yo lo apoyo; guardo de ese lugar, y de esa gente, MUY buenos y bellos recuerdos.
    Su amigo Juan Juan

    • De nuevo, por aquí, pues ojalá que todo sea así, a veces soy optimista, otras no, otras deseo llorar de rabia, de dolor, de impotencia…, pero no todo será así de in cambiable e inamovible, ya algo sucederá…ojalá.
      Pues sí, soy de San Antonio de los Baños, nací allí, crecí, estudié y bueno, una larga historia. Lo de Ariguanabense es por mi origen y por mi blog, se llama así Ariguanabense´s Blog, sólo que ahí tengo muchos de mis cuentos y si te interesa pues échale un vistazo. Un saludo desde Riga, Letonia. Te pongo el enlace no como publicidad:
      http://ariguanabense.wordpress.com/

  5. Sorry, pero a estos si que no les creo, me la juego que si son traficantes de personas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: