Justo J. Sanchez, la razón #550.

 

JJA: Eres periodista, curador y crítico de arte. Has escrito para Sotheby’s y en revistas especializadas. Te ha entrevistado The Wall Street Journal, The New York Times, RAI, CBC, NBC Nightly News. En fin, quieras o no, tienes un  perfil conocido.  Cuéntame algo de ti, algo que no sepa nadie. ¿Cómo te ves?

JJS: Como un gordito subversivo de perfil nada favorecedor. (Risa) Ahora en serio: como un hombre con curiosidad insaciable, rebelde, provocador, creyente en el diálogo. Mi revolución remueve la tierra firme armado con la pregunta. ¿Algo más? Mi lucha interior inspirada por Foucault y por Thoreau. ¿Un deseo secreto? Deslizarme, raudo y en silencio (como los ángeles en El cielo sobre Berlín) por La Habana. Llegar por la Calzada Diez de Octubre a la Iglesia de los Pasionistas quizás a visitar la capilla del Santo Cristo de Limpias en la calle Corrales. Dar gracias por mi ausencia, llorar a mi madre difunta, llorar esa paradoja trituradora que es Cuba. El encuentro de un hombre con el caos, la destrucción y el absurdo cruel abre las puertas a la más profunda tristeza. No lo puedo imaginar de otra forma.  

JJA: Estuve leyendo tu blog “Tinta y Veneno”, que por cierto tienes algo abandonado y tus lectores reclaman. Es atrevido, fascinante, irreverente, inmodesto, descriptivo… y envidiable. ¿Cómo, en qué circunstancias y por qué surgió la idea del blog?

JJS: Por la idea del “Phármakon”, su doble naturaleza como veneno y cura. Mi tinta sería un “Phármakon” con efecto terapéutico o letal. Gracias, JJ, por retratarlo como “inmodesto” porque en realidad “Tinta y Veneno” tiene momentos autoindulgentes cuando los galicismos abundan y las referencias son rebuscadas.

¿Cómo nació? Como acto de rebeldía ante la tontería institucionalizada en la prensa hispana. El Nuevo Herald, Univisión, Telemundo, El Diario/La Prensa parten de la premisa que el que cruza el Estrecho de la Florida, el Río Grande o llega a un aeropuerto pierde las entendederas. La misión de la “Latinalia” en los medios de comunicación estadounidenses es desconectar al lector o televidente con baluartes como El Clarín, El Tiempo, La Jornada, El País, El Mundo que desde España a Hispanoamérica son orgullo de la profesión. Mientras menos piensen y más se entretengan con culebrones y los glúteos de JLo más premios reciben.

JJA: Leí que tuviste una amiga espía. Descríbeme en pocas palabras, a ese James Bond femenino. ¿Intentó reclutarte algún día, te sacó información importante o descubrió  tus secretos guardados?

JJS: Hagamos dos ajustes: no era amiga y en cuanto a James Bond, te diría que Vicky Peláez y su marido funcionaban como Austin Powers, parodia de espías. Fuimos compañeros de trabajo en un periódico neoyorquino. La peruana que limpia ahora las calles de Butovo no fue más que una burguesa agit-prop. Con rublos convertidos en dólares pagaba clases de piano a su hijo. Residía (cortesía del SVR) en uno de los suburbios más insulsos de Nueva York. Fue amparada por la dirección del periódico que publicaba su sarta de lemas –redactados durante viajes pagados por Cuba- como noticias de primera plana. Tanto los escritos de la espía Peláez como aquellos del director Gerson Borrero (¿Borrico? ¿Borrego?) aparecían en Granma y Cuba Debate. Nos da esto una medida de la objetividad editorial. La National Association of Hispanic Journalists jamás investigó el caso. Nunca fui del agrado de la espía Peláez. Mi ideología política le hacía imposible unirme a la “gusanera”. Siempre le hice sentir como vitrola repite-consignas.

Todo este grupete habla de Chomsky y de Galeano como si en verdad fueran observadores sistemáticos, agudos y rigurosos desde el lente progresivo. Aún me comunico con escritores y escritoras, periodistas y activistas del mundo “Latino”. Además de escribir con faltas de ortografía, todos, sus tan pomposas amistades inclusas, repiten clichés de rigor, compran las camisetas del Che y ¡tan contentos!  Me pregunto: ¿piensa alguien en la izquierda hispanoamericana o es todo cuestión de pose? No es así en el mundo Anglo donde el professor Michael Harrington –catedrático en Yale- dejó un grupo de activistas sindicalistas que repasan minuciosamente la praxis política. En Londres se publica el New Left Review. En Norteamérica además de Mother Jones y The New Republic, existen revistas académicas de reflexión. Ni en Cuba ni en otros países de Hispanoamérica se conocen los pensadores serios de la izquierda académica.

JJA: Nos conocimos en un rincón de Miami. Nos pusimos a conversar, tu plática me atrapó y me contaste qué las autoridades cubanas no te permiten la entrada a tu país. ¿Qué explicaciones te dan, por qué no agarras una lancha o un avión y te apareces en La Habana? ¿Por qué aceptar la violación de un derecho ciudadano?

JJS: La reacción es muy sencilla y está numerada. Es la razón #550. Mis correos electrónicos a Cuba se devuelven sistemáticamente bajo el renglón 550. “El usuario está bloqueado, razón 550”. En la Utopía hablan del cese al bloqueo pero bloquean las voces críticas. Quizás tendremos que buscar en textos de la teoría del número, algún múltiplo de “i” el número imaginario, algún mundo imaginario como el Borgiano “Tlön” donde el 550 tenga significado. Un editor quiso enviarme a La Habana para hacer un estudio de arte colonial. Ni a través del gobierno europeo donde reside, me otorgaron la visa. El “fíat” de un señor feudal y su séquito es incontestable. Se ejecuta.

Recordarás que en las óperas de Wagner se realiza el concepto de la inmolación. Brunilda se inmola en El ocaso de los dioses. En Tristán e Isolda hay un “Liebestod”, una muerte de amor. ¿Me ves inmolado en Cuba? ¿Por quién voy a sufrir mi “Liebestod”? ¿Me visualizas como Sigfrido en su jornada? ¿Cómo hablar de Wagner cuando allí escucha a Van Van? ¿Qué lancha o avión me llevaría a La Habana, Odiseo sin Penélope? ¿Quién me espera en esa Ítaca?

JJA: ¿Por qué un hombre de tu elevada estatura, usa un auto tan pequeño?

JJS: Ni tengo presupuesto ni me resulta necesario un auto de adultos. Me enamoré de este autito en Berlín por su diseño y su compromiso ecológico. Tan pronto se puso a la venta en Estados Unidos mi hermana me lo regaló. Siempre he conducido autos pequeños. En Miami, el auto, la ropa escandalosa prêt–à–porter, quizás las prendas, son medidas de estratificación que utilizan los seso-huecos. Te aseguro amigo, me rehúso ser partícipe.

JJA: Gracias por la entrevista y por tu amistad.

JJS: Tienes un amigo a tu disposición. Admiro tu sencillez, gentileza, dulzura y mansedumbre en el sentido cristiano. Eres un guerrero de la resistencia pacífica. No cambies.

Anuncios

~ por Juan Juan Almeida en octubre 19, 2010.

5 comentarios to “Justo J. Sanchez, la razón #550.”

  1. Mi pregunta es: por que la voz de este senor no es difundida en blogs o en estaciones que lleguen a Cuba? Tienen filo sus palabras. Que piensa de la realidad cubana de hoy? Que habra hecho para que ni le dejen entrar al pais?

  2. Muy buena entrevista Juan. Te puse el link en los premios Bitacora.com porque creo que es uno de los blogs que deberia estar en los primero lugares, junto a otros que visito. Te felicito nuevamente y decirte esto ultimo seria una redundancia : Continua adelante y no te pares. Un abrazo Tu amigo
    Lazaro Daniel

  3. Excelente entrevista.

  4. Fabuloso amigo, una entrevista sin igual, y de mas esta decirte que no somos pocos los que nos sentimos Odiseo sin Penelope, en una Itaca donde los fantasmas se regodean en un mundo que algun dia pudo ser soñado, pero que hoy no pasa de ser una triste y horrenda pesadilla

  5. Magnifica entrevista de un hombre muy valiente que pudiendo aprovecharse de su estatus ha dicho “Basta”, Saludos desde Madrid. Alberto Lauro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: