El arroz podría escasear en las mesas este fin de año

arroz

Triste, paradójico e irresponsable; pero real. El arroz, denominador común, y sustento básico de la culinaria cubana, podría escasear en las mesas, de los hogares isleños, este fin de año.

La prensa oficial ya ha comenzado su plan de brindar publicidad gratuita a los festejos con cena que para los próximos 24, 31 de diciembre y 1ro de enero, se celebrarán en cines, casas de cultura, cabarets, círculos sociales y teatros de la isla.

La idea – según se explica – persigue garantizar el disfrute y alimentación de la población en familia durante las fiestas navideñas y, elemental, por el advenimiento del aniversario 58 del triunfo de la revolución cubana.

Para ello, han duplicado el plan de trabajo en todas las unidades gastronómicas y restaurantes que pertenecen a la red comercial del gobierno. Se efectuarán suministros excepcionales en los mercados agropecuarios y placitas, y se prevé la venta de alimentos que van desde cultivos varios hasta distintos tipos de carnes. Pero…¿existe el respaldo productivo para asumir ese reto? En materia arrocera, no.

Uno de los directivos de la empresa agroindustrial de granos “Fernando Echenique Urquiza” aseguró, en la prensa nacional, que aunque en este 2016 la producción de arroz fue mucho mejor que otros años, no se pudo conseguir un buen acopio.

El funcionario estatal culpa del problema a la maduración temprana del grano; pero otro trabajador del sector argumenta otras razones:

“Durante la temporada de lluvia recibimos mucha agua y el cultivo se benefició”, explicó, explícito y claro, el experto en el tema arrocero.

“La maduración temprana es verdad; pero hay otros factores que también inciden negativamente, y no solo en esta cosecha”, aclaró.

“El país ha desarrollado un importante programa inversionista para incrementar la producción de arroz a nivel nacional. Se firmaron convenios que otorgan créditos del Banco de Exportación e Importación de China (Exim Bank) para la compra de tractores de mediana y alta potencia de la marca YTO, y acuerdos de financiamiento para el fomento de la agroindustria arrocera nacional. Acondicionamos nuevos sistemas de riego, reparamos secaderos y molinos. Se instalaron modernas plantas de procesamiento de semillas, se compró equipamiento y tecnología de avanzada; pero aún no contamos con la cantidad conveniente de vehículos para transportar el producto desde el campo hasta los secaderos, hasta las unidades de acopio y, mucho menos, hasta los mercados. Las máquinas cosechadoras tampoco son suficientes. Y las plantas de secado de esta provincia, refieriéndose a Mayabeque, y del país no cuentan con capacidad para asumir, no esta, ninguna buena recolección. Todo eso sin contar el ridículo precio que se paga a los agricultores por la sacrificada tarea de producir el insustituible cereal de la gastronomía cubana”, comentó el experto.

Como medida extrema, el Estado ha tenido que suplir la negligencia y la ineficiente productividad, con importaciones de última hora; lo que choca en el precio de compra, y esto, a su vez, repercute de forma precisa, sobre todo en estas fechas, en la mesa del cubano estándar.

No obstante, y a pesar de los obstáculos, para todos los cubanos esta es una navidad para celebrar.

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, DAR UN CLICK EN: Triste, paradójico e irresponsable; pero real.

Anuncios

~ por Juan Juan Almeida en diciembre 22, 2016.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: