Pretensiones de Cuba sobre Venezuela

Asamblea

Como ejercicio de riesgo dónde los contras superan los pros, y sin tomar en cuenta que la Fiscalía General de Venezuela eleva a 60 el número de víctimas mortales y más de 2977 detenidos en menos de nueve semanas de seguidas manifestaciones antigubernamentales; el parlamento cubano parece desmarcarse del mundo al ratificar públicamente su firme y resuelto apoyo al gobierno de Nicolás Maduro.

La polémica declaración, firmada por todos los legisladores cubanos, salió publicada en la edición digital del pasado 1ro de junio en el Órgano Oficial del Partido Comunista de Cuba, y, luego, en la versión impresa del siguiente día dos.

Venezuela es un vaso de agua; Cuba, una nación que agoniza de sed. Es muy fácil entender que los compromisos políticos se hacen para mantener alianzas; pero Nicolás Maduro no es lo mismo que Hugo Chávez, ni el país sudamericano está dispuesto a asumir hoy lo que antiguamente abarcó, en relación con la isla, la extinta URSS. Entonces, ¿Por qué mostrar el apoyo de muchos, con particular pertinacia?

Hasta el presidente de Rusia, Vladimir Putin, resultó ser más prudente que Cuba al desear que “la crisis que se desarrolla en la nación sudamericana debe ser resuelta de acuerdo con la ley venezolana”.

Según el periódico Granma, y en complicada jitanjáfora de palabrerías, los diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular de la República de Cuba, demandan respeto al derecho legítimo del pueblo venezolano a seguir construyendo el modelo social que impulsa la Revolución Bolivariana, a la vez que reconocen el esfuerzo del gobierno venezolano para que prevalezca el entendimiento y la paz.

Una Cortina de humo. Para los gobernantes cubanos, el actual e impresentable mandatario bolivariano es simplemente el resultado de la complicación de la salud de un hombre. De manera que, al mostrarse innecesario, comienza a ser desechable y solo la “bondadosa” decisión oportunista de quien sabe aprovechar la crisis, será lo único existente entre la inseguridad o la estabilidad de Nicolás Maduro.

Como las promesas de un rey, que solo se cumplen si benefician su reino; con esta declaración, el gobierno cubano, que conoce a sus aliados, pretende:

  • Focalizar el conflicto dentro de sus propias fronteras y alejarlo de la intervención de organismos internacionales.
  • Adular, eso siempre resulta, para controlar las emociones de un dictador de cuarta categoría que incontrolable y carente de credibilidad, es improbable que consiga mantener el poder del país que, entre otras cosas, cuenta con importantes reservas de petróleo, oro y uranio.
  • Servir como mediador para resolver la grave y trascendental crisis política que provocó Nicolás Maduro al bloquear la autoridad de la Asamblea Nacional, mientras amplía el espectro de apoyo a un posible (quizás ya programado) mandatario alternativo que pueda entregar unamaquiavélica dosis de poder y complacencia para calmar la oposición, cumplir los acuerdos de diálogo y satisfacer ciertas, más bien mínimas, exigencias que reactiven la esperanza en la nación bolivariana.

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK Opinión: Pretensiones de Cuba sobre Venezuela

Anuncios

~ por Juan Juan Almeida en junio 5, 2017.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: