La seqía, más que una anomalía meteorológica transitoria, es una justificación folclórica.

•abril 17, 2017 • Dejar un comentario

Sequia

Comienza la época de lluvia y parte de la prensa experta en el tema del desconcierto cubano continúa haciendo noticia sobre la sequía en la isla que, más que una anomalía meteorológica transitoria, es una justificación folclórica.

“Para que lo entiendas bien – explica desde La Habana uno de los investigadores del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) -, el mundo enfrenta nuevos retos debido a los cambios climáticos. No obstante, todavía podemos dividir en dos estaciones el clima tropical de Cuba: una época de seca, que abarca desde noviembre hasta abril; y otra época de lluvias, que abarca desde mayo a octubre”.

“Conociendo el ciclo pluvial en esta zona del planeta, y específicamente en Cuba -aclara el funcionario en un tono donde funde lo irónico con lo categórico- el problema no es la sequía, sino la seguridad que nos dió la dependencia económica de la antigua Unión Soviética, China, Venezuela, etc, que hizo a nuestras instituciones desantender y no desarrollar nuestra propia infrestructura hidrográfica. Lo dijo muy claro Laura Melo, representante del Programa Mundial de Alimentos en Cuba, cuando hace unos días, en la recién terminada Convención Internacional Cubagua 2017, afirmó que las sequías no son desastres en sí mismas, sino que llegan a cobrar esa dimensión en la medida en que las personas, las comunidades y los países sean más o menos vulnerables”.

“Nuestra vulnerabilidad -certifica- radica justamente en no habernos preparado, y eso es lo que provoca que la sequía, un evento cíclico, previsible y temporal, impacte tan significativamente en nuestros recursos hídricos, en la agricultura, lo social y en todas las actividades económicas del país”.

“La reacción del gobierno – agrega el experto -, como hace tiempo es habitual, consiste en buscar culpables en diversos agentes; y esta vez, la naturaleza es centro de esta epidemia mediática que dentro y fuera de la isla solo habla de la sequía como causa y consecuencia de los problemas cubanos. Pero sepa usted, y todo aquel que lo lea, que aunque desde el año 2015 se está trabajando en ello, el problema pudo haberse comenzado a solucionar en 1991, cuando se rechazó la propuesta de empresas israelitas que ofreció invertir no solo en la rehabilitación de redes y la supresión de salideros, sino también en la búsqueda de fuentes alternativas para el abasto de agua, en la rehabilitación y construcción de trasvases, de plantas potabilizadoras y desalinizadoras, en tecnologías para transformar nuestras áreas desérticas y erosionadas en cultivables, en diferentes métodos agrícolas, en el reciclaje de las aguas grises de nuestras zonas urbanas, en el tratamiento de residuales y en la perforación de nuevos pozos, cosa que hoy es de vital importancia ya que, como pocos saben, nuestras fuentes y redes de suministros están en tan en deplorable estado que las bacterias se hacen invencibles y millones de personas se contagian mensualmente”.

“Pero, -reflexiona- ¿quién quiere solucionar un problema del que mucha gente vive? ¿Los carreros que venden pipas?, ¿los ambulantes que venden agua?, ¿los comerciantes y los empresarios cubanos que viven de ganar comisiones?, ¿los funcionarios que viajan?, ¿el ministro que se la pasa de reunión en reunión resolviendo la comida que luego se lleva a su casa?, ¿el país que vive del constante llanto para atraer donaciones y financiamientos?. No, no es la sequía la responsable de todos estos desastres, es la negligencia y la forma tan obtusa que tenemos de pensar, y la mentalidad policial de aquellos que nos obligan a ver a un potencial enemigo en cada inversionista extranjero”.

“Vamos a ver cuál será la justificación cuando a finales de abril comience el período de lluvia y siga faltando el agua. Todos los modelos del tiempo pronostican que para agosto, septiembre y octubre las lluvias estarán por encima de lo normal. Entonces, – concluye el investigador en tono mosqueo- hablarán de inundaciones”.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN: Aunque no hablen de otra cosa, el problema de Cuba no es la sequía

67% de la población cubana muestra síntomas de ansiedad, depresión y tristeza.

•abril 13, 2017 • 1 comentario

Depresion

Alarmante. Más de un 67% de la población cubana muestra síntomas de ansiedad, depresión y tristeza. Así lo revela un estudio solicitado por la dirección del país al Grupo Nacional de Psicología del Ministerio de Salud Pública de la República de Cuba.

El muestreo, según detalla el documento, se realizó tomando como referencia los informes de policlínicos, consultorios, visitas a domicilios, departamentos de salud mental, y el servicio de consejería telefónica (103) que trabaja de modo anónimo.

Este conjunto de profesionales que en calidad de expertos brinda asesoría para todo lo relacionado con la salud mental y el estado emocional en todo el país, sugiere como tarea prioritaria, crear las bases teóricas y metodológicas para trabajar con urgencia en la recuperación y rehabilitación de este amplio sector de la población y erradicar las causas del problema.

Este laborioso grupo determinó que los síntomas más frecuentes y preocupantes son:

1.-Incapacidad de describir cómo se sienten o quejarse de molestias físicas imprecisas.

2.-Conductas o intentos autolíticos (autodestructivos) con referencias a la muerte o ideas suicidas.

3.- Fatiga y falta de energía.

4.- Indicios de lentitud mental y física.

5.- Demostración de tristeza o vacío interno.

6.- Pérdida de interés en situaciones cotidianas.

7.- Insensibilidad hacia el entorno.

8.- Sensación de minusvalía o culpabilidad excesiva.

9.- Vacío de confianza y autoestima.

10.- Sentimiento de inferioridad.

11.- Reducción o aumento significativo de peso sin haberse sometido a dietas.

12.- Insomnio o sueño excesivo.

13.- Disminución en la concentración.

El gremio de la psiquiatría no habla, lo tiene prohibido. No obstante, el pasado 7 de abril, en la plazoleta Goicuría de la ciudad de Matanzas, durante el acto de celebración por los 69 años de la Organización Mundial de la Salud, se aceptó, públicamente en Cuba, que el stress es un factor de riesgo.

En su intervención, el doctor Adolfo Valhuerdi, Coordinador de Salud Mental en la Dirección provincial de Salud, significó que este año la campaña resalta la atención no solo del conocido desánimo o aflicción, sino de «esa depresión larvada en las personas que pueden estar sintiendo cansancio, apatía, olvido, confusión, trastornos con el sueño, en el hábito alimentario con síntomas somáticos o agotamiento, y que buscan ayuda por desconocimiento de los síntomas iniciales o silentes de depresión».

El tiempo pasa factura, las personas con determinados cuadros depresivos o ansiosos son más vulnerables a sufrir estrés emocional o daños inmunológicos.

Muchos lo pasan por alto, el fenómeno no recibe la atención que necesita; pero lo más preocupante es que similares trastornos en el estado de ánimo se reportan también en la población infantil.

Y si tenemos en cuenta la falta de madurez emocional de los niños, y los escasos recursos con que ellos cuentan para manejar sus emociones, el trastorno de hoy pudiera resultar una adversidad con aguijón, con respecto al desarrollo del país, en los próximos 10 años.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN: Los números hablan

Nueva circular del MINSAP dirigida a todos los jefes de colaboraciones medicas en Venezuela y Brasil:

•abril 6, 2017 • Dejar un comentario

Mision

La recesión en Brasil y la crisis de gobernabilidad en Venezuela, agregados a otro montón de problemas en la región, parecen estimular una nueva ola de deserción entre los colaboradores cubanos y el resultado se convierte en aprieto para el cumplimiento de las misiones médicas de Cuba.

Por esta razón, el pasado viernes 31 de marzo, después de nueve horas de mesa redonda entre altos funcionarios de la dirección del país, el partido y el Ministerio de Salud (MINSAP), las autoridades de salud emitieron esta nueva circular dirigida a todos los jefes de colaboración:

“Por este medio estamos insistiendo en la importancia de actualizar a todos los colaboradores con el curso del PCC antes de salir a cumplir misión, hay problemas con esta orientación, no se está cumpliendo como debe ser”.

“Asi mismo – continúa el volante – existe una alerta sobre un posible aumento, con las deserciones en Brasil y Venezuela, para cada caso debemos realizar entrevistas con la familia”.

Junto a la misiva electrónica que recorre varias direcciones de Infomed, se adjunta una serie de medidas que además de censar, buscan datos que parecen destinados a realizar un perfil del emigrado. Para esta tarea se ordena:

1-A los familiares de colaboradores desertores.

  • Llenar cuestionario.

2-En la zona de residencia.

  • Entrevistas al presidente CDR, responsable de vigilancia, y un militante PCC.
  • Recoger todos los elementos de convivencia en la comunidad, participación en las actividades, comunicación con los vecinos, y actitud social.

3-En el centro de trabajo.

  • ¿Cuántos años llevaba trabajando en el centro?
  • En caso de haber sido trasladado recientemente (menos del año), ¿de qué centro proviene? ¿Cuáles fueron las causas del traslado? ¿Cuál fue su historia anterior que se pueda traducir en inestabilidad laboral?
  • .¿Si ha recibido alguna sanción administrativa en los últimos 5 años de vida laboral?
  • En caso de ser militante, ¿si ha recibido alguna sanción política?
  • Si fue de la UJC y no pasó al PCC, ¿por qué?
  • Si no es militante y en algún momento se le propuso hacer crecimiento a la UJC o PCC.
  • Si tuvo alguna responsabilidad de dirección antes de viajar, o fue propuesto y se negó.
  • .Revisar acta del sindicato donde se aprobó la salida del colaborador y guardar los elementos aportados por los trabajadores.

“Es una pérdida de tiempo”, opina un diplomático de la isla, que por razones de peso prefiere la ausencia del nombre.

“Ya no existe la política depies secos, pies mojados y también se eliminó el programa de asilo para médicos cubanos. Para los que desertan, llegar a Estados Unidos puede ser el objetivo pero no la prioridad. Nuestros médicos en Venezuela y Brasil tienen historias parecidas y comparten tragedias similares; pero no todos se van por idénticos motivos. Unos abandonan la misión porque no quieren regresar, otros por la decepción de no encontrar aquí la mejoría económica que imaginaron, algunos huyen porque la corrupción que existe entre dirigentes locales y algunos jefes de misión, los aplasta y es más de lo mismo; pero una buena parte se va por el temor de ser víctimas de esas acciones violentas que cada vez son más frecuentes contra los consultorios cubanos”, explica la fuente.

Eso me recuerda una frase concluyente que leí en un viejo libro, “un sueño se convierte en utopía, cuando el soñador deja de creer en él”.

 

TEXTO ORILIGINAL. CLICK EN Médicos cubanos no van al curso del PCC antes de salir a cumplir misión

Cuba: a la caza de petróleo en Angola, Argelia, Catar, Irán, Arabia Saudita o Rusia

•abril 3, 2017 • Dejar un comentario

Gasolina

Los últimos acontecimientos de Venezuela, evidencian, entre otras cosas, lo que todos conocían, la falta de uniformidad que existe incluso dentro del propio chavismo en torno a la figura del presidente Nicolás Maduro.

La solución está por verse; pero todo se veía venir, ninguna crisis detonó sin previo aviso. Lo sabe el gobierno de Cuba que, al tanto de cada suceso, y sin querer apostar demasiado a la lealtad política, viene trabajando en un Plan B, que reduce la dependencia energética del crudo venezolano, e intenta no afectar la harta y restringida economíacubana.

En octubre del 2000, Cuba y Venezuela firmaron un acuerdo mediante el cual Caracas se comprometía en abastecer una cantidad importante de barriles diarios, con preferencias de pago; pero las circunstancias cambiaron. Lo dijo el general Raúl Castro en el balance del pleno asambleario el pasado año 2016, “…las limitaciones en el suministro de combustibles y tensiones financieras se agravaron en el segundo semestre, lo que hizo que el PIB decreciera en el orden del 0,9%”.

En ese punto no mintió. El petróleo es la llaga supurante en el contexto socio económico de Cuba, que en muy corto plazo vio reducir entre 40% y 50% el suministro del crudo venezolano.

El general olvidó informar que, para ese entonces, ya había solicitado a su homólogo Vladimir Putin el reinicio del suministro de petróleo ruso y sus derivados a la isla, negocio que hace algún tiempo está en marcha. Y que Argelia había acordado enviar, y envió, varios miles de barriles a Cuba para contrarrestar, al menos en parte, la caída que sufrieron las importaciones del petróleo venezolano.

El pasado 22 de agosto, Mohammad Javad Zarif, canciller iraní, de visita oficial en La Habana, marcó el inicio de un nuevo capítulo en las relaciones de su país con Cuba, y acordaron, junto a otros asuntos, canjear petróleo de Irán, usando como base del trueque, tecnología, biotecnológica e inteligencia militar.

La República de Angola y el Estado de Catar, dos naciones que aparecen en la lista de “Países con las mayores reservas petroleras probadas del mundo”, mantienen acuerdos de intercambio de servicios médicos con Cuba. Y, precisamente hace unos días, en una reunión donde estuvieron presentes funcionarios del gobierno y la Viceministra de Salud, Marcia Cobas, se habló acerca del Plan de Ingreso a la Economía Nacional, donde se acordó preparar y enviar, antes del próximo 24 de abril, 108 colaboradores cubanos que cumplirán, “fuel oil” de por medio, funciones en Arabia Saudita.

Entonces, cabe preguntar,¿cuál es el denominador común entre Angola, Argelia, Catar, Arabia Saudita y Rusia? La respuesta es obvia y palpable, todos son productores de oro negro, la joya que anhela, con loco frenesí, el gobierno cubano.

Por lo tanto, y por más cuanto, no es por falta de un socio petrolero ni por culpa de esta nueva “debacle” venezolana que se agudizan las carencias en la isla; es por alguna otra razón que por el momento desconocemos.

 

TEXTO ORIGINAL EN: Plan B

Adelantan asambleas por temor a sorpresas en elecciones 2018 en Cuba

•marzo 31, 2017 • Dejar un comentario

Candidatos

Como estrategia calculada, las autoridades cubanas decidieron adelantar el proceso de rendición de cuentas con el propósito de ganar tiempo y evitar posibles sorpresas de cara al período eleccionario de base que culminará el 24 de febrero de 2018, día que, según lo anunciado, los nuevos diputados tomarán posesión de la Asamblea Nacional, y como integrantes del parlamento cubano, elegirán al Consejo de Estado y designarán al tan esperado jefe de Estado y al presidente del gobierno cubano.

Por ello, y para ello, a partir del próximo 10 de abril y hasta el mes de mayo comenzará a celebrarse, con exhaustiva atención, el cuarto proceso de rendición de cuentas en Santiago de Cuba. Y es que la ciudad rebelde, hospitalaria y heroica, se etiqueta como bastión de la familia Castro. Fidel, en su momento, y Raúl siempre han sido diputados por municipios santiagueros.

Pero hay preocupación y el gobierno deja evidencias. Beatriz Johson, presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular en Santiago de Cuba, hace unos días afirmó que, como parte de este último proceso del actual período de mandato, los santiagueros celebrarán alrededor de 6900 reuniones, bajo determinada observancia, y argumentó que la provincia cuenta con más de 1200 delegados de circunscripciones repartidos en nueve municipios donde los problemas de la comunidad y el trabajo con los jóvenes cobra especial importancia como tarea prioritaria.

Por su parte, Esteban Lazo, presidente de la Asamblea Nacional, en una carta dirigida a todos los delegados de las diferentes asambleas municipales del país, escribió “En un momento como este, considero trascendental insistir en el alto significado democrático que contiene el procedimiento, donde cada uno de ustedes informa a sus electores sobre los resultados de su gestión para dar cumplimiento al mandato de representarlos, las actividades desarrolladas y los actualiza sobre otros aspectos de interés de la circunscripción, el Consejo Popular, el municipio, la provincia y el país; al tiempo que promueve el análisis colectivo, la búsqueda de soluciones con la participación popular y escucha sus planteamientos, preocupaciones y propuestas”, y concluyó invitándolos a todos, como dignos representantes del pueblo, “a desarrollar conscientemente el proceso con motivaciones renovadas, con la seguridad de que su realización es otro paso para consolidar el ejercicio de la democracia socialista y participativa”.

¿Podrán los miembros de la oposición aprovechar esta hermética puerta entreabrierta?

Lo veo difícil, no imposible. Está claro que los simpatizantes del régimen llamarán a participar. Los medios, como es costumbre, organizarán una intensa campaña para convocar, aunque las autoridades, entrenadas en estas lides, supervisa cada escalón de la evolución para asegurar, y frenar cualquier planteamiento de algún disidente que pueda resultar atractivo a oídos receptivos. No obstante, deberían participar, porque las buenas intenciones socio-políticas, las muestras de valentía y los discursos bien estructurados resultan insuficiente para transformar un país; no basta con fomentar el índice de abstención porque, a la larga, estos laceran aún más la frágil sustancia democrática que apenas vemos, pero existe en el alma de la juventud cubana.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN ¿Podrán los miembros de la oposición aprovechar esta hermética puerta entreabrierta?

Raúl Castro modifica ordenanzas de su hermano

•marzo 27, 2017 • Dejar un comentario

Mirada

Con 85 años, achacoso, y a diez meses, del cacareado retiro, Raúl Castro instruye al Ministro de las FAR a fin de modificar el Ordeno Número UNO del difunto Comandante en jefe.

“Cuba posee un ejército oxidado que, juntando a todas sus fuerzas, la terrestre, la aérea y la marina, donde incluyo a los reservistas, supera los 700 mil efectivos. Cada jefe de unidad, regimiento o batallón, dicta un Ordeno Uno que rige el comportamiento de los hombres bajo su mando. Por su parte, también el Comandante en Jefe, que en Cuba coincide con Jefe de Estado, decreta el Ordeno UNO que regulariza la conducta de los miembros de todas aquellas instituciones, ya sean militares o no, encargadas de la defensa y la seguridad del Estado. Violar este precepto, como muchos conocemos, puede ser considerado acto de alta traición e implica penalidad que va desde una amonestación hasta pena de muerte. Así está estipulado en ley marcial. Pero Fidel es agua pasada, ya murió, y aunque Raúl se haya empeñado en que no lo llamen Comandante en Jefe por respetar la memoria del líder de la revolución cubana, la realidad es que al heredar el cargo de jefe de Estado, heredó también el “honorífico grado”. Ahora bien, ¿cuándo cambia el Comandante en Jefe, debe cambiar la ordenanza? No necesariamente”, explica con transparencia un corpulento, y no tan joven, oficial cubano.

“El Ordeno Uno – continúa – obliga, a todos los militares, a entre otras cosas, no tener relaciones con extranjeros, contrarrevolucionarios o emigrados, y a soportar con estoicismo los rigores del servicio. Eso tiene que cambiar, no porque murió el Comandante, se transforma porque cambió la situación operativa, el escenario mundial y las condiciones sociopoliticas de Cuba”.

“A ver, – reflexiona -. Hoy, hay menos árboles en el Amazonas, que familiares y amigos de dirigentes, funcionarios, militares y revolucionarios cubanos viviendo fuera de este país. Algunos están regresando, qué bueno; pero no es justo, ni ético, ni moral, que mientras permanezca prohibido para muchos, algunos, yo entre ellos, tengamos exención para tratar a nuestros parientes exiliados que, en gran medida, debo reconocer, se fueron por culpa nuestra. Por eso cambia la ley, por la fuerza que, con muchísima dignidad, estamos haciendo algunos oficiales que ni reconocimiento queremos”.

“La otra razón es más obvia”, agrega. “En el momento que surgió ese mandato, por allá por los años 60s, no existía un conglomerado económico de militares cubanos con la fuerza que hoy tiene GAESA (Grupo de Administración Empresarial S.A.). Las negociaciones de este grupo, o la de Almacenes Universal, la Zona Económica Especial de Mariel, o ANTEX, ALMEST, GEOCUBA, GAVIOTA, TECNOTEX, cualquiera de las 57 empresas propiedad de las Fuerzas Armadas u otras tantas empresas civiles dirigidas por militares se realizan con extranjeros, o con cubanos emigrados que hoy residen en el exterior. El ordeno cayó en la obsolencia, de manera que, siguiéndolo a pie juntillas, hasta Luis Alberto Rodríguez Lopez-Callejas debería ser juzgado, a cadena perpetua por violar el reglamento”.

“Tenemos que cambiar las cosas – me dice a modo de remate – pero modificar el Ordeno Uno responde únicamente a una agenda integral que incluye derogar leyes defasadas e instaurar otras que no obstaculicen el tránsito hacia una sociedad más democrática, más participativa y abierta sin abandonar nuestros principios”.

 

PARA LEER EL TEXTO ORIGINAL, CLICK EN: Modifican el Ordeno UNO del Comandante en Jefe

Una tarea para Alejandro Castro: proteger a los discapacitados en Cuba

•marzo 22, 2017 • Dejar un comentario

Alejo

El pasado 17 de marzo, un grupo de representantes de organizaciones no gubernamentales de América Latina y el Caribe, resaltaron en La Habana, la política que mantiene Cuba, de apoyo, para las personas con cualquier discapacidad. Un día después, por vigésima ocasión, instituciones cubanas honraron la historia y el legado de Terry Fox, exhortando a la participación popular en el tradicional maratón. Pero es curioso, porque si bien el Estado y la constitución cubana establecen el derecho a la educación gratuita y a la no discriminación, no existe política educativa ni leyes específicas destinadas a la protección de las personas con diferencias.

Según cifras oficiales, aproximadamente el 3% de la población cubana vive con alguna limitación que le imposibilita integrarse al mercado laboral y, por consiguiente, acceder a fuentes de ingresos para enfrentar los retos que impone la vida.

La legislación vigente, al respecto, es muy clara. No toda persona con limitaciones debe poseer una condición de “protección especial”; para ostentarla, la discapacidad tiene que estar asociada a una situación de vulnerabilidad o dependencia económica.

La explicación resulta lógica, tener alguna deficiencia no es sinónimo de ser una persona vulnerable. Existe discapacidad física, intelectual, mental, motora e incluso sensorial, que no necesariamente hacen a la persona no apta para laborar; pero en las singulares circunstancias que vive la isla, esta justificación legal es tremendamente injusta, pues, al no existir un reglamento jurídico encargado de fijar, regular o determinar cuándo se debe incluir, o excluir, a un descapacitado bajo la condición que lo conceptualiza como merecedor de esa “protección especial”, se les está cercenando el derecho a todos los impedidos.

Además, no debemos olvidar que cualquier sujeto, aún recibiendo subsidio por concepto de invalidez laboral a cargo de la seguridad social, continúa siendo dependiente económicamente. Cobrar una pensión no debe ser razón suficiente para que se pierda esa condición “protectora”. No se trata de una ecuación matemática, sino de aplicar fórmulas más acordes a la realidad actual, para conseguir mejor eficacia y mayor alcance social. ¿A qué productos o servicios puede acceder una persona imposibilitada que recibe 150 pesos mensuales?

Padezco una enfermedad que sin el tratamiento adecuado me imposibilitaría de cometer determinadas acciones. Hablo desde el conocimiento y la experiencia personal, sé que las asociaciones cubanas de limitados físico-motores, de ciegos, sordos e hipoacústicos, como ACLIFIM, ANSI y ANSOC, trabajan para que se reconozca la igualdad de estas personas con impedimentos, por el respeto a su dignidad, autonomía e integración social y comunitaria; pero es pura publicidad porque mientras el gobierno no impulse una política real y legal destinada a superar la visión de la discapacidad como enfermedad, no conseguirán abordar el polémico tema desde una perspectiva social más inclusiva y menos discriminatoria.

Quizás, como hizo Mariela con la comunidad LGTBI; Alejandro Castro Espín, poseedor de una conocidad insuficiencia, porque es débil visual, debería abanderar una campaña a favor del respeto a la igualdad y los derechos de los incapacitados. Pero claro, esta masa de impedidos, con vergonzosa frecuencia, no suelen ser prioridad para un “adalid mayor” que además se erige como bienhechor de los derechos humanos.