Los niños cubanos celebrarán el Día mundial de la Paz.

•septiembre 18, 2014 • 1 Comentario
Foto tomada del Periodico Escambray

Foto tomada del Periodico Escambray

El periódico Escambray publica una nota algo contradictoria. Dice que el próximo sábado los niños y adolescentes cubanos enviarán un mensaje de esperanza, unidad, alegría y amor a sus contemporáneos del mundo y a toda la humanidad, al festejar por adelantado, de San Antonio a Maisí, el 21 de septiembre, Día Internacional de la Paz.
Según el rotativo espirituano, la juventud cubana ocupará las principales plazas, parques y calles de cada rincón del país para celebrar con disímiles iniciativas entre las que se destacan cantos alegóricos a la revolución, carreras de sancos, de sacos; y repetimos; carreras de sancos, de sacos;  carreras de sancos, de sacos; en fin, carreras de sanco y de sacos. Y ante tanta modalidad repetida, no estoy seguro saber que celebrarán.
 

Radio Florida desinforma.

•septiembre 18, 2014 • Dejar un comentario

Foto tomada de Payolibre.com

Foto tomada de Payolibre.com


Radio Florida Camaguey informa de la recuperación, luego de un tongón de años, de algunos terrenos cubiertos de malezas y marabú, utilizados hasta hace poco como vertederos de basura, hoy se exhiben en reportajes periodísticos en los medios oficiales de comunicación, como un súper logro.
La iniciativa es excelente, respeto la voluntad de convertir en jardín un basurero; ojalá y lo hicieran con frecuencia; lo calamitoso es que con sorprendente rapidez y frente a la vista de todos, los jardines, parques, las calles y hasta los hospitales de Cuba se transforman en basureros de la noche a la mañana. En justo reto a las matemáticas el orden de los factores en este asunto, sí altera el producto.

Pancho no es héroe de olimpo, es un ser humano

•septiembre 16, 2014 • 4 comentarios

Pancho

Una nueva polémica se abre paso en el raíl faceburrido de algunas redes sociales. El cantautor Francisco Céspedes regresa a nuestro país, su terruño, a cantar. Esto no sería noticia si se tratara de un chino, un portugués o un rumano; pero Cuba es una isla que se empeña en acaparar titulares y de paso suscitar encendidas pasiones.

La controversia es sabrosa, entretenida y enriquecedora; no lo pongo en duda, pero hay que tener cierta prudencia a la hora de escuchar a sabidillos locuaces, porque existe una gran diferencia entre la vida real y las noticias.
Pancho, así lo conocemos, no pertenece a ese olimpo de héroes y monstruos mortales, es simplemente un ser humano.

Hace algún tiempo, yo personalmente, hice gestiones para que cantara en Cuba. Propicié incluso un encuentro entre el cantante y mi padre en La Habana, y empujé para que le ayudara. Del encuentro quedan fotos, pero los mejores testigos fueron un piano vertical un tanto desafinado y una partitura musical autografiada.

Juan Almeida Bosque, y no lo cito porque sea mi padre sino porque estuve presente, hizo gestiones para que Pancho se presentara en el Teatro Nacional; pero la respuesta del Ministerio de Cultura, en voz de una alta funcionaria, fue mostrar una resolución de dicho organismo que prohíbe a los artistas “que se fueron” presentarse en auditorios cubanos, a no ser como invitados a conciertos de sus homólogos establecidos en la isla. “Pablo Milanés – sugirió en aquel entonces la burócrata estatal que como dato adicional tiene una voz singular y un hijo viviendo en Europa – lo puede invitar a cantar en uno de sus conciertos, pero esta normativa no permite conciertos personales de ningún cubano emigrado”. Pero Pancho no cesó en el empeño porque para él, cantar en su país, más que un sueño es una obsesión contagiosa.

Comprendo las posiciones de quienes sin siquiera intentarlo aseguran que las autoridades cubanas no les permiten entrar a la isla, entiendo a quienes en realidad tienen prohibición de entrada, a los convencidos que no desean ir y a los que les resbala el tema. Pero no le veo sentido a criticar al artista sin antes intentar al menos modificar las normativas impuestas que nos afectan a todos porque si usted no lo sabe y realmente le interesa, las leyes se pueden cambiar, sólo hay que buscar consenso, tener deseos y atreverse. Lo dice un proverbio chino: “Aquel que lo critica todo y no se arriesga a dar el paso, pasa su vida cojeando”.

Perseverar no es sinómimo de sumisión, sino de estoicismo. El autor de “Vida loca” y “Pensar en ti”, cantará el próximo día 27 en el teatro Karl Marx de La Habana invitado por el guitarrista Leo Brouwer e inaugurará el Sexto Festival de Música de Cámara. Nada raro, en el Tanglewood de Massachusetts, por solo citar un ejemplo de festivales top de música clásica, se han presentado excelentes exponentes de otros géneros musicales.

Pancho encontró su coyuntura, cantará para el público que le sigue, le escucha y compra sus discos; no obstante, como resulta difícil separar a la persona del artista, les doy buena parte de razón a quienes mucho le critican, sin dudas el gobierno lo usará como alegoría; pero creo que en algún momento de lo que aseguro será un emotivo concierto; esa mole de talento le dedicará una frase, un gesto, o cuando menos un pensamiento para quienes usurpan el trono de la isla: aquí estoy, lo logré.

Venta exclusiva de miel.

•septiembre 9, 2014 • Dejar un comentario

miel

Resulta que en la Ciudad de Santiago de Cuba, acaban de inaugurar una casa comercializadora especializada en miel; que según publicitan, es desde ya uno de los alimentos presente y de forma permanente en el oriente del país. La Colmena, así se llama el local, pone a disposición de los clientes un surtido exclusivo del nutritivo producto que puede adquirirse en frascos de diversos formatos haciéndolo accesible para todos los santiagueros. Eso está bien, pero hay cosas más importantes que resolver y son harto visibles.
Yo me maravillo cuando oigo y leo todas estas chifladuras. La miel no es el remedio a la hiel acumulada por tantos años de sinsabor. El deterioro nacional no lo endulza la melaza.

La ONAT y los impagos.

•septiembre 9, 2014 • Dejar un comentario

onat
La Dirección Provincial de Trabajo y Seguridad Social en Las Tunas retiró en lo que va de este año alrededor de mil 800 licencias para ejercer el trabajo por cuenta propia, tras el incumplimiento de obligaciones de pago a la Oficina Nacional de Administración Tributaria. Desde el año 2012 más de 48 mil personas que laboran de forma privada han acumulado deudas por tres meses o más, causa fundamental de la suspensión de las patentes.

Aunque impongan multas, y recargo a los deudores; a ellos no les importa, y no es ni por asomo justificar lo injustificable. Aquellos vientos trajeron estas tempestades. Para empezar se necesita disciplina social y respeto al ciudadano, entonces todos caminaremos por la misma vía.

¿Las empresas cubanas a la bolsa de Hong Kong?

•septiembre 8, 2014 • 2 comentarios
Un corredor de bolsa observa las transacciones realizadas en la bolsa de Hong Kong (China).

Foto tomada de martinoticas.com

El físico y doctor en energía atómica Fidel Castro Díaz-Balart, visitó recientemente Hong Kong, al frente de una delegación del gobierno de la isla. La noticia pasó, digamos que tras bambalina. Xinjuá, Prensa Latina y otras agencias noticiosas no se hicieron eco, quizás porque no era importante, quizás porque al primogénito del caudillo de la revolución cubana le resulta inconveniente repetir, siempre de boca para afuera, que no tiene aspiraciones políticas, aunque se desempeña como asesor científico del tío Raúl, hoy Presidente de la República de Cuba, o quizás porque esta no es su primera vez en China.

Ya en octubre de 2011 el barbudo sesentón (nació el 1ro de septiembre de 1949) que asegura pasar horas navegando en internet, estuvo invitado en Beijing donde se reunió con la septuagenaria Liu Yandong, entonces consejera del Estado chino, hoy segunda vicepremier de la República Popular China. Vaya diversidad la de China, esta es una de las únicas dos mujeres que figuran en las filas del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista chino; pero regresemos al punto. En aquella ocasión, el académico cubano graduado de la Universidad moscovita M.V Lomonósov y del Instituto de Energía Atómica I. V. Kurchatov, mostró interés y andaba en la búsqueda de encontrar formas de cooperación en áreas de tecnología y nanotecnología entre el gigante asiático y Cuba.

Entonces, lo razonable es pensar que regresaría a jinetear inversionistas. Pero no, aunque se le vió paseando en yate por la bahía Victoria contemplando el majestuoso skyline de esa ciudad, no fue al famoso puerto franco a buscar hombres solventes, esta vez llevaba una urgente encomienda; asesoría en servicios tecnológicos y financieros.

La esperanza no es su plan. El Hong Kong Stock Exchange, es una de las ocho bolsas más importantes del mundo y parece haberse convertido en el nuevo punto focal del desarrollo empresarial cubano que ambiciona sacar a flotar en la bolsa de Hong Kong empresas estatales cubanas, especialmente aquellas relacionadas con el polo científico y la industria farmacéutica.

Yo no soy economista y no puedo asegurar si el gobierno cubano con esta jugada pretende mover otra ficha o hacer trampa en el tablero; pero dicen varios estudiosos del fenómeno chino que desde 1978, año en que Deng Xiao Ping puso en marcha la estrategia de reformas llamada “Las Cuatro Modernizaciones” (agricultura, industria, defensa, ciencia y tecnología), con ellas marcó el cambio hacia una política centrada en el desarrollo económico y el inicio de la apertura de China hacia el exterior. Uno de los pasos más significativos fue sacar las empresas chinas estatales a la bolsa de Hong Kong porque gracias a la especulación, algunas de estas empresas, teniendo incluso niveles realmente bajos en materia de eficiencia financiera, consiguieron figurar entre los primeros puestos del índice bursátil.

Creo, que la estrategia de sacar a flotación las empresas estatales cubanas, en esta, u otra bolsa mundial, no solo significa un acontecimiento de magnitud; es mucho más, sería un cambio muy interesante en el patrón tradicional que desempeña actualmente, el gobierno de Cuba y el Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera para rechazar o aprobar la participación de negociantes extranjeros en la economía cubana.

Una pequeña reflexión.

La efemérides señala que hoy es el día de la patrona de Cuba, nuestra santísima Virgen de la Caridad del Cobre. A ella le pedimos, salud, libertad y unión para todos los cubanos.

Las incógnitas detrás del Intercambio Cultural

•septiembre 4, 2014 • Dejar un comentario

Cubausa
Antes de que el sastre y toldero portugués Matías Pérez desapareciera en el globo, ya Cuba y Estados Unidos mantenían sólidos nexos, incluído el intercambio cultural, que continúa siendo hoy parte importante de nuestra historia e identidad.

Con solo echar una ojeada podemos encontrar elementos cubanos en la cultura americana y viceversa, tanto así, que “el cubanoamericano” es la máxima expresión de esa fusión étnico cultural entre ambas naciones.

La reciprocidad cultural era frecuente, los artistas iban y venían constantemente. La cosa se complicó durante la primera mitad del siglo XX, cuando ambos gobiernos, y no pienso hacer el cuento de la buena pipa, comenzaron a tener una relación basada en principios políticos tan enfrentados que paradójicamente hicieron del sector de las artes, el de la expresión del espíritu y la creatividad, un prisionero de las circunstancias.

El Gobierno cubano históricamente ha usado el arte y la cultura como engranaje de control social y como influencia, tanto nacional como internacional. Hoy, en la era de la globalización, del internet y las redes sociales, mucho más.

Fue para ello, y para socavar con paciencia y sutileza la polémica ley del embargo, que a finales de los 90s creó la “Batalla de ideas”, una verdadera estrategia que estructuró nuevas caretas.

En 1998, con una economía deprimida y más del cincuenta por ciento de los artistas cubanos desempleados. La estrechez financiera era tal que lograba romper incluso la conexión con la inspiración, y muchos nombres importantes decidieron emigrar. Pero esta vez, el Gobierno cubano no estaba dispuesto a perder tan fácilmente el patrimonio cultural.

Para tal propósito se inventó la figura de “artista independiente”, categoría que aún les permite disfrutar más del destino que del viaje, al darles la posibilidad de, pagando una candidad irrisoria de pesos cubanos, fijar residencia legal indefinidamente fuera de Cuba, incluso en Estados Unidos, sin perder el statu quo.

Otros artistas menos conocidos también lograron encontrar un vericueto legal para, muchas veces amparados en falsos contratos de trabajo que consiguen tejiendo una malla de sobornos, domiciliarse en el exterior de la isla.

Así es como varios actores, escritores, cineastas, músicos, plásticos, bailarines y hasta conferencistas salen de Cuba, como salieron la mermelada de mango, el café y los cascos de guayaba, a producir en libertad. Se instalan en Dominicana, España, Francia, México o cualquier lugar del mundo atados a un sólo grillete, el de no involucrarse en política. Ni opinar.

Al vivir fuera de la isla, estos artistas poseen cuentas en el exterior. Hoy vienen a los Estados Unidos por intercambio cultural, actúan, triunfan con poses de alpinistas urbanos encumbrados, y aunque ninguno lo diga, nada les impide cobrar. La ley del embargo sanciona enviar dólares a Cuba; no así al resto del mundo.

Como cubano, no me gusta estimular el clima de hostilidad que nos separa como pueblo y que además sirve de plataforma política y económica a grupos que nos manipulan desde ambas orillas del estrecho floridano. Creo que el contacto con los exponentes de la cultura, llegados desde la isla es una buena cosa. Estoy a favor del intercambio; pero no de esta mentira que lo convierte en contrabando.

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 69 seguidores